Jornada laboral

El Reino Unido se suma a la semana de cuatro días con un piloto de 70 empresas y 3.300 trabajadores

Los dos programas previstos en España aún no tienen fecha oficial

El argumento es que la productividad se mantiene gracias al mayor bienestar
El argumento es que la productividad se mantiene gracias al mayor bienestar

El cien por cien del sueldo y un día menos de trabajo a la semana para los 3.300 trabajadores del Reino Unido que forman parte de un programa piloto de reducción de la jornada laboral.

Con el respaldo de la Universidad de Cambridge, la Universidad de Oxford, el Boston College, la organización '4 Day Week Global' y el centro de estudios sobre el futuro del trabajo Autonomy, la prueba comenzó ayer en 70 empresas británicas pertenecientes a sectores tan variados como la banca, el comercio minorista, la hostelería, y la animación, entre otros.

"La gran dimisión ha demostrado que en un amplio rango de industrias los empleados pueden producir mejores resultados si trabajan menos y de manera más inteligente", dijo el director del organismo 4 Day Week Global, Joe O'Connor.

España sigue sin fecha oficial para el inicio de dos proyectos piloto de reducción de jornada laboral. Según una información publicada por RTVE, el programa del Ministerio de Industria, que abarca a un grupo formado por entre 150 y 200 empresas, podría empezar después del verano y contempla un gasto de 10 millones de euros "para subvencionar a las compañías que reduzcan al menos un 10% el tiempo de trabajo de sus empleados". Si la reducción de jornada dura más de dos años, las empresas participantes podrían recibir entre 2.000 y 3.000 euros por empleado.

El proyecto de reducción de jornada de la Comunidad Valenciana se dirige a empresas que se comprometan a recortar un 20% la jornada de sus trabajadores y tiene una duración de tres años. El subsidio podría ascender a 9.000 euros por trabajador durante el primer año, para ir reduciéndose en los siguientes.

Mientras desembarcan los proyectos oficiales, varias empresas españolas se han adelantado a la reducción de jornada laboral. Una de ellas es Software Delsol, con una plantilla de 185 empleados, que ha visto una reducción en el absentismo del 30% desde que comenzó la jornada de 36 horas semanales en 2020 (sin redución de sueldo).

Desigual aprobó una jornada laboral de cuatro días a cambio de reducir un 6,5% los salarios y Telefónica España está probando un piloto para que sus empleados vayan a trabajar un día menos a la semana con la bajada de sueldo correspondiente, parcialmente compensada por la empresa.

La lógica detrás de las jornadas reducidas es que la productividad semanal por empleado no sufre, debido al mayor bienestar y concentración. Islandia lo demostró el año pasado con experimentos de semanas laborales de cuatro días que involucraron a más del 1% de la población laboral del país.

Portugal aprobó en mayo un proyecto piloto de reducción de jornada al español y en Bélgica los trabajadores pueden concentrar las 40 horas semanales en cuatro días.

Normas
Entra en El País para participar