Líderes empresariales llaman a apostar por la inclusión para que el talento LGTBQ+no tenga que volver al armario

La Cámara de Comercio Británica en España y la red empresarial myGwork ponen en valor el papel estratégico de la diversidad en las organizaciones

De izquierda a derecha: Eva Prada, directora de la Cámara Británica en España; Aida García, presidenta de la Cámara Británica; Miguel Garzón, de myGwork; Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid; Vicente Grau, CEO de WPP Spain; y Susana Rodriguez, vicepresidenta regional de Madrid de la Cámara Británica.
De izquierda a derecha: Eva Prada, directora de la Cámara Británica en España; Aida García, presidenta de la Cámara Británica; Miguel Garzón, de myGwork; Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid; Vicente Grau, CEO de WPP Spain; y Susana Rodriguez, vicepresidenta regional de Madrid de la Cámara Británica.

“Una persona LGBTQ+ gasta mucho esfuerzo en negarse a sí misma, también en el ámbito laboral”. Con el objetivo de darle la vuelta a esta situación y promover la diversidad e inclusión en las empresas, este miércoles la Cámara de Comercio Británica en España y myGwork, la red empresarial para profesionales LGBTQ+, han organizado un evento para fomentar la igualdad de oportunidades en las compañías y el respeto hacia los miembros de esta comunidad.

Y es que, como se ha puesto de manifiesto, siete de cada diez personas LGBTQ+ en España vuelven cada día al armario en su trabajo. Y no lo hacen voluntariamente, porque decidan preservar libremente su orientación sexual o identidad de género, sino por miedo. Miedo a los cuchicheos, a las bromas pesadas, a no promocionar o a ser despedidos. Así lo ha explicado el antropólogo Ignacio Pichardo, profesor de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), con base en el Proyecto Adim, una investigación elaborada por los Gobiernos de España y Portugal y por el propio centro de enseñanza en 2019 con más de ocho mil encuestas a diferentes profesionales de esta comunidad. “Es muy importante que desde las empresas se ayude a las personas que cargan con mochilas de experiencias previas de exclusión”, ha subrayado.

Una tesis que ha compartido Miguel Garzón, director de myGwork en España y América Latina, que ha dicho que “las empresas que apuestan por la diversidad e inclusión incrementan sus ventas entre un 3 y un 9%”. “España tiene la coyuntura de atraer talento diverso por su legislación y calidad de vida para las personas LGBTQ+. No obstante, es preciso que las empresas apuesten por implementar políticas de inclusión y buenas prácticas”.

Y es que la radiografía que diferentes profesionales han esbozado sobre la situación que, de facto, viven muchos trabajadores LGBTQ+ en las compañías, dista bastante del derecho fundamental a la igualdad que predica el artículo 14 de la Constitución Española. Con base en datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Pichardo ha explicado, por ejemplo, que las personas de esta comunidad tienen 1,5% veces menos de posibilidades de ser llamadas a una entrevista de trabajo que las heterosexuales. Y las personas transexuales tienen un 50% menos de posibilidades de obtener respuesta que las cisgénero (persona cuya identidad de género y sexo asignado al nacer son el mismo). En sentido metafórico, los gays estarían en el primer peldaño de la discriminación, las lesbianas la sufrirían más, los transexuales estarían en el averno y los bisexuales invisibilizados.

Para vencer esta situación, algunos líderes empresariales han animado a implantar políticas de diversidad e inclusión, como Susana Rodríguez, vicepresidenta regional de la Cámara de Comercio Británica en España; o Javier Vidaurreta, director corporativo de Talento de la empresa de servicios de marketing y comunicaciones del Reino Unido WPP, que ha patrocinado el evento junto a la compañía de productos farmacéuticos GSK. También Adrián Fernández, su launch lead (líder de lanzamiento), se ha pronunciado en este sentido. La jornada ha concluido con la participación de la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, que ha dicho que las empresas deben asumir la igualdad y la inclusión como un “compromiso propio”.

Normas
Entra en El País para participar