La industria de componentes del automóvil aumentó ingresos en 2021 pero redujo su empleo un 5%

La facturación fue de 32.000 millones de euros el año pasado

Sernauto, asociación que representa al sector en España, indica que la cifra de negocio crecerá un 10% este ejercicio aunque seguirá por debajo del nivel de 2019

El presidente de Sernauto, Francisco J. Riberas, y el director general de Sernauto, José Portilla.
El presidente de Sernauto, Francisco J. Riberas, y el director general de Sernauto, José Portilla.

La industria de componentes del automóvil española aumentó sus ingresos un 6,3% el año pasado, hasta los 32.085 millones de euros, según los datos publicados este miércoles por Sernauto, la asociación que representa al sector en España. Sin embargo, los fabricantes de componentes (con grandes empresas como Gestamp o Antolin) redujeron su empleo un 5,2% al dar trabajo a unas 201.000 personas de forma directa en nuestro país. "Esto se debió a la finalización de los ERTE", ha explicado el director general de la asociación, José Portilla.

El año pasado estuvo marcado, además de por la pandemia, por la crisis de microchips que golpeó de lleno a la industria del motor, impidiendo a las fábricas de coches producir al ritmo que le exigía la demanda, lo que a su vez afectó a los fabricantes de componentes. "Hay que remarcar que España lleva una caída acumulada de la producción de en torno al 30% desde el comienzo de la pandemia", ha destacado Francisco J. Riberas, presidente de Sernauto (fue nombrado en noviembre pasado), quien ha indicado "que 2021 fue un año que pilló a la industria con el pie cambiado".

Para el presente ejercicio, Sernauto estima que la facturación volverá a crecer un 10%, pero la cifra de negocio continuará por debajo del nivel de 2019, cuando había superado los 37.000 millones de euros. "Aumentar la facturación está muy bien, pero hay que recuperar los márgenes, que han disminuido", ha dicho Portilla. Por su parte, Sernauto pronostica que el empleo crecerá un 2%. "La progresión en el 2022 de ambas variables, facturación y empleo, estará muy sujeta a la incertidumbre y la evolución de factores exógenos, como la geopolítica, los costes energéticos y de las materias primas y la mayor o menor consistencia de los mercados, especialmente el interno", ha matizado Sernauto.

Las exportaciones crecieron un 10% el año pasado (comparando con un ejercicio pésimo como 2020), hasta representar un monto de 19.669 millones, lo que supuso el 61,3% de la facturación del sector en nuestro país.

En cuanto a la inversión de los fabricantes de componentes en I+D, esta ascendió a 1.164 millones en 2021, lo que supone un 8,5% más que el ejercicio precedente, un número que triplica a la media industrial, según Sernauto. En el último lustro, la inversión de los productores de componentes ascendió a 6.700 millones.

Normas
Entra en El País para participar