El impuesto británico a las petroleras reparte bien el daño

'Utilities' como ScottishPower (Iberdrola) se salvan... por ahora

Plataforma petrolífera de Equinor en el Mar del Norte (Noruega).
Plataforma petrolífera de Equinor en el Mar del Norte (Noruega). reuters

El impuesto inesperado de Rishi Sunak ya está aquí. El Ministro de Hacienda británico anunció el jueves que aplicará un recargo del 25% a los productores de petróleo y gas del Mar del Norte, además de las tasas que ya pagan. La forma de diseñarlo implica diferentes niveles de daño, diseñados para estimular la inversión.

 

Gravar los crecientes beneficios de los productores de combustibles fósiles podría haber socavado la reputación de Reino Unido como país favorable a las empresas. Pero la crisis inflacionaria ha obligado a Sunak a duplicar el paquete fiscal de 18.000 millones de euros que dio a conocer a principios de año. Los ciudadanos recibirán ahora 470 euros de descuento en sus facturas de energía, mientras que los hogares con menos ingresos recibirán también un pago de 760 euros.

Los 6.000 millones que Sunak espera recaudar son más del doble de la cantidad que los analistas de Bank of America estimaron que se podría lograr con el plan de la oposición laborista de un recargo fiscal del 10%. Eso se debe en parte a una tasa más alta, pero también a que Sunak no permitirá a los perforadores compensar sus facturas con los costes de desmantelamiento y las pérdidas pasadas. Pero se beneficiarán de la duplicación de una desgravación por inversión existente. Por cada libra que inviertan, obtendrán un ahorro fiscal de 91 peniques.

Eso crea ganadores y perdedores. Tanto Harbour Energy como EnQuest se verán perjudicadas por lo de las pérdidas fiscales. Pero Harbour va a invertir más de 700 millones en nueva producción en Reino Unido este año, mientras que el desembolso de EnQuest será inferior a 230 millones. Seguramente por eso, Harbour subió en Bolsa un 1%, mientras que EnQuest se desplomó un 11%.

Las grandes petroleras, como Total, Shell y BP, tienen menos que temer, ya que Reino Unido es una pequeña parte de su negocio. Extrapolando el análisis de BofA de un recargo del 10%, ninguna de ellas debería de pagar mucho más del 5% del flujo de caja libre este año. Pero aun así podrían acabar pagando diferentes facturas, porque Total va a invertir menos este año.

Los principales ganadores parecen ser utilities como SSE, Drax o Scottish­Power (Iberdrola) que no se verán afectadas. Pero Sunak todavía tiene que financiar 12.000 millones de su paquete fiscal. Y lo anunciado el jueves equivale a solo el 0,7% del PIB, menos que la subida de las facturas energéticas de los consumidores solo en el cuarto trimestre de 2021, estima Citi. Eso significa que Sunak aún puede buscar más ganancias inesperadas. Con el tiempo, podrían unirse a EnQuest en la enfermería.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías