Ingeniería

Ineco cambia sus cuatro direcciones generales y eleva el peso de la mujer en el cuadro de mandos

Tiene en diseño un plan de adaptación de la empresa a la movilidad sostenible y digital

Sergio Vázquez, presidente de Ineco.
Sergio Vázquez, presidente de Ineco.

La evolución de las infraestructuras y movilidad hacia modelos más sostenibles y basados en sistemas digitales está moviendo a un profundo cambio estratégico en la ingeniería pública Ineco. Su presidente desde el pasado mes de enero, Sergio Vázquez, ha renovado el comité de dirección, con relevos en las cuatro direcciones generales de la compañía, y prepara junto al equipo una nueva ruta estratégica que sustituya al plan 2019-2022.

La mujer eleva su cuota en el cuadro de mandos. Ainhoa Zubieta de Piquer, ingeniera de caminos con 22 años de trayectoria profesional, 18 en Ineco, sustituye a Ignacio Fernández-Cuenca al frente de Negocio Internacional. Patricia Rey toma las riendas del área de Ingeniería y Consultoría reemplazando a Ana Rojo, que pasa a liderar la nueva oficina de innovación y desarrollo de producto, creada para promover proyectos pioneros. Rey entró como ingeniera de caminos becaria en Ineco y acumula 15 años de trabajo en la compañía. Y la economista Magdalena Bodelón, que viene de dirigir la Oficina de Coordinación de Fondos Europeos en Renfe, es la nueva directora general de Organización y Recursos, lugar que ocupaba Eva Pulido.

Ineco sube, por tanto, de dos a tres directoras generales. El cuarto en la primera línea ejecutiva es Moisés Gilaberte, nombrado director general de Negocio Nacional en sustitución de Luis Miguel Fernández. El ingeniero de caminos y profesor universitario Gilaberte cuenta con más de 30 años de experiencia en Ineco. Llevar el negocio en España, alimentado por el encargo directo de la Administación (antes encomienda de gestión), también es gestionar tensiones con la ingeniería privada, que no deja de denunciar la adjudicación directa como una competencia desleal por parte de la ingeniería pública. Más allá de desistir en su papel protagonista en el sector de la ingeniería en España, Ineco va a ser clave en la planificación y gestión de los fondos europeos para la recuperación.

Se mantienen en sus cargos, y dentro del comité de dirección, el director de Estrategia, Daniel Latorre, el director de Legal y Compliance, Alberto Torró, y quien era director del Gabinete de Presidencia, ahora director ejecutivo de Coordinación Corporativa, Celestino Rodríguez.

De la digitalización aplicada al transporte se ha saltado a la digitalización de la gestión en la Administración Pública, que pasa de ser un negocio residual a convertirse en la segunda actividad de Ineco tras la ingeniería ferroviaria. Un salto que la empresa busca consolidar en su plan estratégico y en el que tiene como desafío la contratación y retención de talento. Para ello, se ha empezado a captar profesionales en la Formación Profesional, se han potenciado los programas de becas y se flexibilizan las condiciones de trabajo con la adopción de dos días de teletrabajo a la semana, entre otras medidas.

La pública también apuesta por su refuerzo tanto en el mercado domestico como en el internacional, donde se busca mayor presencia en los cinco continentes. Unos 170 de los 4.000 trabajadores de Ineco tienen sus puestos de trabajo en la actualidad fuera de España.

Mejorar procesos internos, promocionar el talento de los empleados e impulsar el protagonismo de la mujer en todas las posiciones, son otras líneas que sostendrán el plan que se diseña dentro de la casa y que trata de responder a la propia transformación del Ministerio de Transportes. Ineco cerró 2021 con unos ingresos de 336 millones y un beneficio de explotación de 19,8 millones.

Normas
Entra en El País para participar