Stellantis presentará proyectos al Perte del coche eléctrico para sus tres fábricas españolas

En su planta aragonesa las inversiones rondarán los 230 millones de euros

Línea de producción de la planta de Stellantis en Figueruelas (Zaragoza).
Línea de producción de la planta de Stellantis en Figueruelas (Zaragoza). EFE
Madrid / Zaragoza

El grupo automovilístico Stellantis presentará una serie de proyectos al Perte del coche eléctrico en los que prevé inversiones en sus tres plantas españolas de Vigo, Figueruelas (Zaragoza) y Madrid. La inversión en la factoría zaragozana, donde la compañía ensambla el Opel Corsa, rondará los 230 millones de euros, según una información adelantada este martes por Efe y que pudo confirmar CincoDías de fuentes conocedoras de los planes del fabricante.

Desde el grupo han señalado a este periódico que, gracias a la prórroga para la presentación de solicitudes al Perte que el Ejecutivo ha alargado hasta el próximo 3 de junio, la compañía aprovechará el margen extra de días para terminar de pulir todos los detalles de su propuesta.

Según Efe, el proyecto para la planta de Figueruelas cuenta con la participación de diversas empresas y pymes aragonesas, un aspecto que exige el Gobierno a todo aquel que quiera participar del Perte. En declaraciones a los medios en Villarquemado (Teruel), el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha valorado esta “buena noticia”, ya que Stellantis es uno de los motores de la economía aragonesa, por lo que espera que el Gobierno central “acoja con interés” lo que plantea el grupo para Figueruelas dentro del Perte de la automoción, porque si se aprueba será bueno para la fábrica y para el sector aragonés.

Las condiciones que exige el Perte

El plazo para presentar proyectos al Perte del vehículo eléctrico se abrió el pasado 1 de abril y, si bien en un principio se había especificado que la convocatoria se cerraría el 3 de mayo, finalmente el Gobierno ha decidido dar un mes más a las empresas del sector, después de que estas se lo solicitasen. El Perte prevé movilizar más de 24.000 millones entre ayudas públicas e inversiones privadas hasta 2023.

Las actividades susceptibles de ser financiadas por el Perte serán aquellas que las compañías realicen desde el día siguiente a la presentación de la solicitud, hasta un máximo de treinta meses después de la fecha de resolución de la concesión de la ayuda o hasta el 30 de junio de 2025. El Gobierno ha determinado que los proyectos aprobados deberán de contar con al menos una empresa dedicada a la producción de baterías, un fabricante de automóviles y uno de componentes. 

Los proyectos tractores deberán ser presentados por una agrupación de al menos cinco entidades (no pueden pertenecer al mismo grupo empresarial) relacionadas con la producción de coches eléctricos, de las cuales al menos un 40% tendrán que ser pymes. Los proyectos tractores, a su vez, deberán de estar formados por un conjunto de proyectos primarios que pueden hacer una o varias de las compañías de la agrupación beneficiada por el Perte. Los proyectos primarios pueden ser del siguiente tipo: de I+D; innovadores de sostenibilidad y eficiencia energética; regionales; y de formación.

Del Perte, el Gobierno destinará a la parte industrial (dejando fuera la ayuda correspondiente a la compra de coches eléctricos e instalación de infraestructura de recarga) un total de 2.975 millones, de los que 1.425 millones serán préstamos al 0% de interés, mientras que el resto (1.550 millones) serán subvenciones. Las compañías beneficiadas tendrán un plazo de diez años para devolver los préstamos.

Normas
Entra en El País para participar