Inmobiliario

La filial SFL y los nuevos proyectos impulsan el beneficio de Colonial

La socimi gana 28 millones, un 32% más e ingresa por rentas 82 millones, un 4% más. La empresa está atenta a compras oportunísticas

Pere Viñolas (a la izquierda), CEO de Colonial, y Juan José Brugera, presidente.
Pere Viñolas (a la izquierda), CEO de Colonial, y Juan José Brugera, presidente.

La socimi Colonial mejoró su beneficio neto un 32% en el primer trimestre del año debido al incremento de rentas por la inflación, sus nuevos edificios o la mayor aportación de su filial francesa SFL, tal como comunicó ayer a la CNMV. De esta forma, la inmobiliaria pasó a ganar 28 millones hasta marzo.

La mejora de los resultados de esta inmobiliaria especializada en alquiler de edificios de oficinas prime viene explicada por el avance en la cartera de proyectos, por ejemplo con los activos de Diagonal 525, sede de Naturgy en Barcelona, o el de Marceau en París, que tiene como inquilino a Goldman Sachs. También la compañía adquirió el pasado año la sede de Danone en la capital catalana.

Igualmente, la compañía se ha beneficiado en el resultado neto de la adquisición del 16,6% adicional en el capital de su filial SFL. La empresa también explicó que ha visto un incremento en las rentas en sus inquilinos, en parte gracias a la indexación de los contratos a la inflación. Por último, reflejó la reducción de gastos financieros gracias a la refinanciación.

En ingresos por rentas (lo que pagan sus inquilinos) mejoró un 4,1%, hasta 82 millones. En estos tres primeros meses del año, el grupo formalizó 27 contratos de alquiler de oficinas, correspondientes a 51.661 m², lo que supone un alza del 74% interanual. Tras estos acuerdos, la ocupación en los espacios de oficinas de la inmobiliaria llega al 95% y de casi plena ocupación (99%) en París.

La compañía reveló que ha llegado a un acuerdo con el futuro inquilino de su recién renovado edificio de la calle Miguel Ángel 23 en Madrid, que tal como avanzó Cinco Días en abril será la nueva sede de McKinsey en España. Igualmente tiene prácticamente alquilado la propiedad de Velázquez 86 en la capital, a la que se mudarán firmas como AON, Bain y los bufetes White & Case y Sagardoy, según avanzó El Confidencial recientemente.

En este primer trimestre, Colonial cerró la compra del edificio del número 91 de la calle Pasteur de París por 484 millones, que actualmente es la sede de Amundi.

Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial, admitió en la rueda de prensa que la compañía se mantiene abierta a nuevas compras con un perfil oportunista: “Prestaremos atención a las oportunidades”, afirmó. En la conferencia con periodistas faltó Juan José Brugera, presidente de la socimi, debido a que se encontraba en los eventos en Madrid por la visita de Tamim bin Hamad al Thani, emir de Catar, a España. Qatar Investment Authority es el principal accionista de Colonial, de la que controla el 19% del capital.

En la actualidad, Colonial tiene una cartera de activos valorada en más de 12.000 millones. Viñolas aseguró que la inflación en los costes de las obras no suponen ningún problema en su programa de reformas de edificios y proyectos, ya que todas están avanzadas o licitadas. Y apuntó a que los retrasos de ciertos materiales, agravados por la invasión rusa a Ucrania, no son relevantes para la inmobiliaria, ya que su cartera está compuesta “abrumadoramente por edificios ya acabados”.

La compañía ha convocado una junta general ordinaria de accionistas para el próximo 20 de junio donde Colonial propondrá la distribución de un dividendo de 0,24 euros por acción. Según consta en el orden del día de la junta remitido a la CNMV, la cantidad total a desembolsar en dividendos, de acuerdo con el número de acciones en circulación, ascendería hasta los 129,5 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar