Informe Perspectivas 2022 KPMG-CEOE

A pesar de la guerra de Ucrania, el 77% de los empresarios espera un incremento de su facturación

La inflación está detrás del incremento de los costes de producción y la reducción de la capacidad de compra de los consumidores

Situación económica España Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La invasión de las tropas rusas de Ucrania el pasado 24 de febrero ha supuesto un antes y un después en la economía, precisamente cuando parecía que la pandemia estaba dando sus últimos coletazos. La incertidumbre generada por el conflicto está cotizando en el sentimiento de los empresarios, si bien es cierto que menor de lo que podría pensarse.

De hecho según se desprende del último informe ‘Perspectivas España 2022’, realizado por KPMG en colaboración con CEOE, el 77% de los empresarios o directivos espera aumentar su facturación a lo largo del presente ejercicio, y cerca de la mitad, en concreto el 48% espera que su crecimiento sea superior al 5%.

En este contexto de incertidumbre hay que destacar que el 46% de los directivos consultados en la encuesta que se realizó una vez conocido el ataque ruso, se manifestó a favor de aumentar sus plantillas, frente al 11% que responde negativamente. Los sectores más activos en generar nuevos empleos serán aquellos de componente tecnológico, salud y private equity.

El 36% de los encuestados considera que la subida de impuestos en estos momentos es una de las amenazas para la economía española para los próximos 12 meses.

Lo que si ha enfriado radicalmente el conflicto bélico han sido las perspectivas económicas a 12 meses, ya que el porcentaje de encuestados que preveía que la economía española iría a mejor o mucho mejor antes de la guerra, en el sondeo realizado entre diciembre de 2021 y enero de 2022, se reduce a la mitad, pasando del 43% al 21%. Los que anticipan que evolucionará a peor o mucho peor crece 26 puntos, pasando del 19% al 45%.

El sector turístico es el que hoy por hoy está liderando la salida de la atonía impuesta por la pandemia, mostrando de cara al verano una mejora de las previsiones. Este hecho es el que condiciona que aquellos directivos de comunidades donde este sector tiene un peso relativamente elevado, tengan una visión más optimista como es el caso de Baleares y Canarias.

Algo más de un tercio de los encuestados, el 37% señala en la encuesta que ha revisado o está revisando su estrategia para 2022, mientras que el 41% no lo han hecho aún porque su reacción dependerá de como evolucione la guerra.

Otro hecho sobre el que se les ha preguntado a los directivos españoles, ha sido si se han visto afectados por las sanciones impuestas a Putin y las contrasanciones realizadas por Rusia. Las respuestas arrojan que el 19% si se ha visto afectado por las medidas, siendo las de carácter financiero, como el cierre del acceso al marco Swift, la prohibición de realizar transacciones con los bancos rusos, las de mayor influencia.

Los deberes prioritarios para el Ejecutivo

Mitigar el impacto de la inflación en la economía es para el 69% de los encuestados la principal prioridad a la que debe hacer frente el Gobierno a lo largo de los próximos 12 meses. Que los precios estén a niveles no vistos desde hace varias décadas está siendo crucial en el incremento de los costes de producción y la caída de la capacidad de compra de los consumidores ha provocado que para el 77% de los directivos sea una de las principales amenazas para la economía.

Pero la receta de los empresarios para el Gobierno no acaba aquí. La puesta en marcha de reformas estructurales es para el 39% de los encuestados el segundo asunto prioritario que debe emprender el Ejecutivo central. La tercera demanda más mencionada, por uno de cada tres encuestados, es la eficiencia en el gasto público, seguido de cerca con la potenciación de la transición energética.

Normas
Entra en El País para participar