Aramco es la nueva vieja Apple

No es que Arabia haya ganado una corona, sino que Silicon Valley ha perdido una

Instalaciones de Aramco en Abqaiq (Arabia Saudí).
Instalaciones de Aramco en Abqaiq (Arabia Saudí). reuters

Aramco tiene una nueva corona, que complacerá a Mohammed Bin Salmán. Con un valor de 2,4 billones de dólares, superó el miércoles a Apple como la mayor empresa por capitalización bursátil, al caer la tecnológica más de un 5%. Pero eso dice más de las big tech que de las petroleras.

 

El S&P Global Oil ha subido un 17% en 2022, mientras el Nasdaq Composite ha bajado un 27%. Se espera que Aramco se beneficie, concretamente, de la invasión de Ucrania. Es un actor clave para tapar los agujeros del mercado energético europeo. Pero mientras Aramco es ahora el rey del montón, otras big oil han salido del top 10. Hace una década, Apple era la primera, pero Exxon la segunda. Su capitalización de mercado era de casi 390.000 millones, un 9% más que ahora.

Aramco no cotizó hasta 2019. Pero el caso de Exxon sugiere que el valor de la saudí probablemente tampoco ha cambiado mucho, solo que ahora se mide en Bolsa. No es que Arabia haya ganado una corona, sino que Silicon Valley ha perdido una.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías