La jornada escolar continua aumenta la brecha de género

Supone una pérdida de ingresos para las familias de 8.048 millones de euros al año

Una aula de un colegio público.
Una aula de un colegio público. getty images

La jornada continua en los colegios supone una pérdida de ingresos para las familias de 8.048 millones de euros al año y un aumento de la brecha de género, ya que el 66,4% del tiempo de custodia de los menores lo asumen las mujeres.

Estas son algunas de las conclusiones de un estudio sobre el impacto negativo de la jornada escolar continua, elaborado expertos del Centro de Políticas Económicas de Esade tras analizar la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) del INE y consultar a más de 2.100 docentes.

Señala el citado estudio que, a pesar de que las jornadas continuadas suponen un tremendo roto en las economías familiares, la pandemia ha acelerado esta modalidad, que actualmente es mayoritaria en los colegios públicos de educación infantil y primaria.

Las medidas epidemiológicas han provocado que la proporción de centros que han optado por esta modalidad haya aumentado durante la pandemia, lo que ha llevado a otros muchos con jornada partida o completa a abrir un debate o replantearse cambiar a la continuada el próximo curso.

Según una encuesta realizada a docentes, el 50,9% de los profesores consultados tenía jornada matinal (continua) en el curso 2019/2020 (el del confinamiento); durante el 2020/21, que fue el de la reapertura escolar, este porcentaje se amplió hasta el 72,3%; y en el actual se ha mantenido en un 71,4% del total. Unos datos que ponen de manifiesto que todos los centros públicos que redujeron su jornada por la situación excepcional derivada del coronavirus, la han mantenido en el año que los alumnos han regresado a las clases con normalidad, concluye el informe.

Normas
Entra en El País para participar