Sánchez anuncia una inversión extra de 800 millones en el sector agroalimentario

La partida será adicional a los 1.000 millones del PERTE del sector y financiará mejoras en la gestión del agua y la modernización de los regadíos

Pedro Sánchez Fenavin
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presenta el PERTE agroalimentario en Fenavin. Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado esta mañana una inversión pública de 800 millones de euros en la industria agroalimentaria que serán adicionales a los 1.000 millones contemplados en el PERTE (Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica) del sector aprobado en febrero pasado.

"Aparte de los 1.000 millones de euros del proyecto estratégico de agroalimentación, vamos a destinar otros 800 millones adicionales, que se van a poner a disposición del sector para la transformación de la industria, la mejora de la gestión del agua y la modernización de los regadíos", anunció durante la presentación del PERTE en el marco de la Feria Nacional del Vino (Fenavin) que se celebra en Ciudad Real. 

El plan está dotado con un presupuesto público de 1.000 millones de euros hasta 2023, de los cuales 400 millones se destinarán al fortalecimiento industrial del sector, más de 450 millones a la digitalización de la cadena agroalimentaria y 148 millones a proyectos de investigación que contribuyan a aumentar la capacidad productiva y la competitividad de las empresas "en el futuro", detalló Sánchez.

Precisamente, el jefe del Ejecutivo ha anunciado también que la orden de bases de la primera convocatoria de ayudas que se financiarán con la línea de 400 millones de euros se publicará en la primera quincena de junio.

Las bases de la primera convocatoria de ayudas se publicarán en la primera quincena de junio

En lo que concierne a digitalización, el mandatario avanzó que 6.000 pequeñas empresas del sector, de entre 10 y 49 empleados, se han beneficiado ya de los bonos del Kit Digital lanzado a mediados de marzo pasado.

El PERTE fue aprobado por el Consejo de Ministros en febrero pasado con el objetivo de promover el desarrollo integrado de toda la cadena agroalimentaria a través de la digitalización de los procesos y de la incorporación de conocimiento e innovación, con el fin último de facilitar el acceso de la población a alimentos sanos, seguros y medioambientalmente sostenibles.

Con esta "palanca", como la llamó Sánchez en su discurso, el Gobierno aspira a movilizar una inversión privada de 3.000 millones de euros en el conjunto del sector y a crear alrededor de 15.000 empleos directos a través de distintas actuaciones.

El agroalimentario es uno de los nueve PERTE aprobados por el Gobierno desde mediados de 2021 para canalizar parte de los 140.000 millones de euros que recibirá España en los próximos siete años del programa Next Generation EU. Los otros ocho están dedicados al vehículo eléctrico y conectado, a la salud de vanguardia, a las energías renovables y al hidrógeno verde, a la economía circular, a la lengua castellana, a la industria naval, al sector aeroespacial y a la digitalización del ciclo del agua.

Además, hay otros dos PERTE anunciados: para el desarrollo de la industria de semiconductores y para la economía social de los cuidados.

En su discurso en Ciudad Real, el presidente no ha aclarado si los 800 millones adicionales que el Gobierno destinará al sector agroalimentación se financiarán con fondos de recuperación europeos, como sí es el caso de los 1.000 millones del PERTE.

En el acto participó también el ministro de Agricultura, Luis Planas, quien destacó que España es el cuarto país de la UE en producción agroalimentaria, con 56.300 millones de euros, y el cuarto exportador de la UE y el séptimo del mundo, con 61.500 millones de euros.

El ministro se mostró orgulloso de que el 4% de todas las transacciones agroalimentarias que se realizan en el mundo son productos de origen España, y de que el porcentaje de mujeres que trabajan en las 915.000 explotaciones agrarias y ganaderas haya subido del 20% al 30% en los últimos 10 años, de acuerdo con el último censo publicado por el INE este mes.

Planas destacó que si a los 1.000 millones del PERTE se suman otras medidas que el Gobierno está negociando con Bruselas, como la PAC (Política Agrícola Común), el Fondo Europeo Marítimo y otras actuaciones derivados del plan de recuperación Next Generation EU, casi 55.000 millones de euros estarán disponibles para el sector en los próximos cinco años, "la cifra más grande que ha manejado España" desde su incorporación en la UE en 1986.

La presentación formal del PERTE por parte del presidente Sánchez ha sido esta mañana el acto principal de Fenavin, feria que organiza la Diputación Provincial de Ciudad Real con la participación de 1.900 cooperativas y bodegas.

Normas
Entra en El País para participar