Alimentación

El Gobierno aprueba el Perte agroalimentario con el objetivo de crear 16.000 empleos

Parte con una inyección de 1.000 millones y la estimación de generar 3.000. FIAB lo considera insuficiente

El ministro de Agricultura, Luis Planas
El ministro de Agricultura, Luis Planas

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el Proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica (Perte) del sector agroalimentario, dotado con una inyección pública de 1.000 milllones hasta 2023, y con el que aspira a generar un total de 3.000 millones de euros de inversión en el conjunto del sector, "en el escenario más conservador", según ha explicado el ministro de Agricultura, Luis Planas.

Según los cálculos del Ejecutivo, el Perte generará hasta 16.000 empleos directos a través de sus distintas actuaciones, estructuradas en tres ejes, como ha descrito Planas. En primer lugar, el fortalecimiento de la industria agroalimentaria, con una aportación de 400 millones para la mejora de los procesos de producción y de la competitividad. Esta fase estará coordinada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turusimo, y la recepción de solicitudes y la resolución de la concesión de ayudas se definirá durante el segundo semestre del año.En este caso, de esos 400 millones, 150 corresponden a subvenciones a través del Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia (MRR), desde el que Gobierno gestiona el grueso de los fondos de recuperación europeos. Otros 250 millones serán entregados como préstamos con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

El segundo eje será la adaptación digital de los agentes de la cadena agroalimentaria,desde la producción a la distribución, con 454 millones; y el apoyo a la innovación y la investigación, con 148,5 millones.

"Somos el cuarto pais productor de la Unión Europea y el octavo del mundo. Son posiciones que queremos conservar y si es posible, mejorar", ha dicho Planas. "Este Perte es un elemento muy importante de impulso. Nos encontramos ante un periodo crucial de transformacion del sector primario", ha añadido en su comparecencia ante los medios tras el Consejo de Minsitros.

El acceso a estos fondos por parte de los agentes interesados será compatible con otras vías de financiación, como las ayudas de la Política Agraria Común. Según ha matizado Planas, una misma actuación no podrá tener una doble vía de financiación, pero sí se podrán compatabilizar los distintos fondos para varias actuaciones.

"Este Perte, junto a la PAC, la Ley de la Cadena, el regadío sostenible y los seguros agrarios son los cinco pilares de la actuación del Gobierno en relación con el sector agroalimentario. Entre todos los fondos y planes, se están movilizando más de 50.000 millones para el periodo 2022-2026, la cifra más alta de inyección de fondos públicos que se haya dado jamás en el sector en España", ha asegurado Planas.

El Gobierno, según lo expuesto hoy, también se apoyará en organizaciones sectoriales y en cooperativas alimentarias para que los fondos lleguen a todas las regiones y a las pequeñas explotaciones.

FIAB espera más ayudas directas

Por su parte, la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) considera la dotación del Perte como "insuficiente", dado el peso que tiene el sector en la economía, aunque sí valora "positivamente" las líneas de inversión contempladas en el mismo.

En este sentido, FIAB espera que la medida se vea complementada con "ayudas directas" que permitan la "transformación definitiva del sector". Por otro lado, consideran también de forma positiva el modelo de gobernanza que plantea el Perte, con una apuesta por la colaboración publico privada.

"Somos un sector muy atomizado, constituido en su mayoría por pymes, y confiamos en que este modelo de gobernanza permita que las ayudas lleguen a las pequeñas y medianas empresas, que representan el 96% del sector", afirma en un comunicado su director general, Mauricio García de Quevedo.

Un "tocomocho" para el PP

En cuanto a reacciones políticas, la portavoz de agricultura del PP en el Congreso, Milagros Marcos, ha asegurado que el Perte es el "plan del tocomocho" y una "tomadura de pelo" porque "sólo hay 150 millones de ayudas directas al sector".

En declaraciones a Efe, ha asegurado que, de los 1.000 millones asignados a este Perte, "sólo 400 van de verdad a la industria agroalimentaria". A su vez, 250 millones de esos 400 son para préstamos por lo que para ayudas directas quedarían 150 millones, ha incidido Marcos.

Normas
Entra en El País para participar