Alemania asegura estar lista para un embargo al petróleo ruso

La dependencia del crudo ruso se ha limitado al 12% desde el 35% anterior al comienzo de la guerra en Ucrania

Refinería de Leuna, en Alemania, donde se procesa petróleo ruso.
Refinería de Leuna, en Alemania, donde se procesa petróleo ruso.

El Gobierno alemán ha asegurado este miércoles que ha logrado reducir de manera sustancial su dependencia del petróleo ruso, por lo que un embargo a las importaciones de crudo del gigante euroasiático sería manejable, según ha afirmado este miércoles el ministro de Economía y Protección del Clima, Robert Habeck.

"Hoy puedo decir que un embargo se ha vuelto manejable para Alemania", ha confirmado el ministro alemán durante una visita a Polonia, donde se reunió con la ministra polaca de Clima y Medio Ambiente, Anna Moskwa, para discutir temas de seguridad y cooperación energética.

En este sentido, Habeck ha destacado que Alemania ha logrado reducir el ritmo de las importaciones de petróleo ruso de manera que la dependencia se ha limitado al 12% desde el 35% anterior al comienzo de la guerra en Ucrania.

"En la UE y entre Alemania y Polonia estamos de acuerdo: debemos librarnos rápidamente de las cadenas de las importaciones rusas. La guerra de agresión rusa en Ucrania dejó esto más que claro", ha afirmado el ministro alemán.

De hecho, entre las opciones para reducir aún más esta dependencia energética, el Gobierno alemán mantiene abierta la posibilidad de expropiar la refinería PCK en el municipio Schwedt (al este del país), que actualmente es operada por la estatal rusa Rosneft y que concentra las importaciones restantes del crudo ruso. "Estamos en una situación en la que el Gobierno alemán debe adaptarse y prepararse para todos los escenarios", ha asegurado Habeck.

De este modo, ha defendido la necesidad de desarrollar conjuntamente rutas alternativas, por lo que, Alemania y Polonia, quieren intensificar la cooperación en el sector petrolero para que se pueda implementar un suministro de energía estable lo más rápido posible y de manera independiente de las importaciones de petróleo ruso.

La visita de Habeck a Polonia coincide con el corte del suministro de gas ruso por parte de Gazprom a Polonia y Bulgaria ante la negativa de ambos países a pagar en rublos.

Normas
Entra en El País para participar