El PIB da tiempo al banco central chino

El dato trimestral, mejor del previsto, le permite retrasar un recorte de tipos

Obra en Pekín.
Obra en Pekín. reuters

El PIB de China sorprendió al alza en el trimestre, con un crecimiento interanual del 4,8%, muy por encima de lo esperado por los analistas. La actividad de marzo se ralentizó bruscamente, por los confinamientos, y el trastorno en los servicios mostró signos de extenderse a la industria. La financiación social total alcanzó los 680.000 millones de euros en marzo, cuando los economistas esperaban 540.000 millones.

 

Es la calma que precede a la tormenta. Los investigadores de Gavekal estiman que ciudades que aportan más de la mitad del PIB estaban sometidas a algún tipo de restricción a principios de mes. Podría acabar en recesión, aunque el banco central anunció el viernes otro recorte de las reservas obligatorias de los bancos, pero no movió los tipos. Los inversores que apostaban por una flexibilización drástica están decepcionados. El índice CSI300 cayó tras saberse el dato de PIB, probablemente porque ayudará al supervisor a justificar su conservadurismo durante más tiempo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías