Ericsson ganó un 8% menos anual en el primer trimestre

Las ventas crecieron un 11%, hasta los 5.347 millones

Logo de Ericsson en su sede de Estocolmo
Logo de Ericsson en su sede de Estocolmo REUTERS

El grupo de telecomunicaciones sueco Ericsson ganó 2.900 millones de coronas (unos 281 millones de euros) en el primer trimestre de 2022, un 8% menos interanual y un 71% menos que en el último trimestre de 2021, según informó este jueves la compañía

La empresa ha facturado 55.100 millones de coronas suecas (5.347 millones de euros), lo que supone un incremento de ventas del 11% apoyada en su buen momento comercial en Europa, Norteamérica y Latinoamérica, según la presentación de resultados publicada este jueves.

Asimismo, el beneficio operativo antes de impuestos (Ebit) ha caído un 10% debido a las provisiones sobre Rusia, donde ha cesado su negocio, y el aumento de gasto en investigación para un total de 4.800 millones de coronas suecas (466 millones de euros).

La firma sueca ha provisionado 900 millones de coronas (87 millones de euros) por el cese de actividades en el país presidido por Vladimir Putin. En 2021, facturó 4.100 millones de coronas (398 millones de euros) en este estado, que por su extensión necesita una amplia cobertura de red.

La división de redes continúa siendo el gran generador de ingresos de la empresa sueca con 40.700 millones de coronas de ingresos (3.952 millones de euros), un 12% más que en el mismo periodo de 2021, si bien los márgenes se han reducido en 1,2 puntos hasta los 44,8% puntos. Esto se debe, según la empresa, a un gran contrato y las medidas para evitar escasez de suministros.

Las acciones de la firma se desplomaron en Bolsa casi un 6% tras la presentación de resultados

Por su parte, el área de servicios digitales ha ingresado 7.200 millones (casi 700 millones de euros), lo que supone un 5% más, mientras que la de servicios gestionados ha facturado 4.900 millones de coronas suecas (475 milones de euros), un crecimiento del 2% en el reportado, pero una caída del 5% en orgánico.

Además, la división de negocios emergentes ha disparado en un 26% su aportación al grupo con 2.600 millones de coronas suecas (252 millones de euros). La compañía espera cerrar la compra de Vonage durante el primer semestre de 2022.

Investigación pagos a ISIS

Asimismo, la firma ha insistido en su comunicado a inversores que continúa colaborando con la investigación de Estados Unidos sobre los posibles pagos al Estado Islámico (ISIS) para continuar operando en Irak y ha realizado numerosas actuaciones para mejorar sus procesos internos.

La empresa sostiene que aún no es posible estimar de forma cuantitiva el volumen de las sanciones que puede imponer Estados Unidos.

El presidente y consejero delegado de la firma, Börje Ekholm, ha destacado el fuerte momento de la estrategia comercial de la compañía y la ganancia de cuota de mercado gracias a la "resilencia" de su cadena de suministros.

No obstante, las acciones de la firma se han desplomado tras la presentación de resultados casi un 6%.

.

 

Normas
Entra en El País para participar