Valor a examen

Inditex pierde brillo, pero conserva el interés del inversor

Los analistas han rebajado las previsiones por la guerra y el impacto de la inflación en los consumidores, aunque siguen viendo valor en el negocio

Nueva tienda de Zara en Plaza de España, Madrid
Nueva tienda de Zara en Plaza de España, Madrid

Inditex ha sucumbido a las sacudidas que está sufriendo el mercado con la inflación, los problemas en la cadena de suministro, el alza del precio de la energía y de las materias primas y el conflicto en Ucrania. En el año cae casi el 30%, el mayor descenso del Ibex, y un 18% desde que comenzara la guerra, la segunda mayor caída del selecctivo. La acción se mueve al filo de los 20 euros, a punto de regresar a los mínimos del inicio de la pandemia.

Con tal retroceso en Bolsa, el grupo textil ha dejado de ser líder por capitalización (62.500 millones de euros), dando paso a Iberdrola (69.200 millones) un declive bursátil que ha coincidido con el inicio de la etapa de Marta Ortega como presidenta.

Para los analistas, Inditex sigue siendo una opción atractiva como inversión, tal y como muestra la mayoría de las recomendaciones (un 63% de compra y un 29% de mantener), pero el optimismo sobre la marcha del negocio se ha relajado. Goldman Sachs, Deutsche Bank, Credit Suisse y Morgan Stanley, entre otros, han recortado el precio objetivo de los títulos; está situado en una media de 26,88 euros, lo que implica un potencial de subida del 34%.

Los últimos resultados y la guerra en Ucrania proyectan un negocio más débil para los próximos meses. El grupo tiene una significativa exposición a Rusia, cuyo negocio queda ahora en suspenso y sobre el que planea el riesgo de la nacionalización. Ha cerrado temporalmente las 502 tiendas que tiene en Rusia y las 84 de Ucrania, que en 2021 generaron el 10% del resultado neto de explotación (ebit). “La aportación de estos países en 2022 podría ser negativa debido a los costes en los que previsible Inditex incurra (alquileres o nóminas). Por este motivo, y porque parece probable que veamos una ralentización del consumo en Europa, hemos rebajado un 19% nuestras estimaciones del ebit para este año”, dice Banco Sabadell.

En el último ejercicio fiscal, finalizado el 31 de enero, Inditex mostró unas ventas un 2% inferiores a los niveles prepandemia, así como un beneficio un 11% menor. La variante ómicron –que provocó nuevas restricciones– tuvo un impacto significativo en las cuentas del último trimestre, quedando el conjunto del año por debajo de las expectativas del mercado.

“Los resultados han generado más dudas que respuestas”, comenta Credit Suisse. El banco no espera que el aumento de precios en el primer semestre (2% en España y Portugal) sea suficiente para equilibrar el año. “La etapa dorada del margen bruto ha llegado a su fin antes de lo previsto”, añade Credit Suisse.

AlphaValue, por su parte, pone el foco en China: “Representa el 10% de sus ventas totales, y el repunte del Covid en el país pesará sobre la actividad de Inditex, además del conflicto entre Ucrania y Rusia”.

Bankinter resalta que “el modelo de negocio muestra resiliencia con una fuerte generación de caja”, pero las perspectivas de 2022 se han complicado por el lado de los ingresos, en un entorno de deterioro de la confianza de los consumidores en Europa y de incertidumbre bélica, y por el de los márgenes, con la presión de costes del transporte y las materias primas, lo que dificulta el objetivo del 57,5% sobre ventas conseguido en el último ejercicio fiscal a pesar de las situaciones adversas.

Mientras, Morgan Stanley opina que “con un 60% del abastecimiento procedente de España, Inditex no está experimentado las mismas dificultades que algunos de sus competidores”, aunque reconoce que “no es inmune a los problemas del sector, especialmente al repunte de las materias primas y los costes de producción en el sur de Europa”.

JP Morgan ha puesto la nota discordante en los últimos días al elegir a Inditex frente a H&M y considerar exagerados los temores sobre el margen de la española. Es “la compañía estructuralmente mejor posicionada para capear los recientes desafíos”. “Creemos que los factores esenciales que influyen en el éxito del sector son la agilidad, la flexibilidad, la rapidez, el tener una fórmula de ventas omnicanal y la innovación”, algo que identifican en el negocio de Inditex.

Goteo a la baja desde la salida de Pablo Isla

Relevo. Inditex está sufriendo en Bolsa por la coyuntura económica y la guerra en Ucrania. Pero el valor muestra debilidad desde que se anunciara el relevo de Pablo Isla como presidente de la compañía por parte de Marta Ortega, hija del fundador del grupo, Amancio Ortega. El cambio ha generado incertidumbre y desde el pasado 30 de noviembre el precio de la acción ha bajado el 32%. Dicho relevo acaba de hacerse efectivo, y Marta Ortega ha pedido a sus empleados mediante una carta “apoyo y paciencia”. El grupo textil llegó a valer en Bolsa más de 100.000 millones bajo el mandado de Isla (la última vez el pasado septiembre); su capitalización es ahora un 38% inferior.

Dividendo. El consejo de administración propondrá en la próxima junta de accionistas el reparto de un dividendo a cuenta de los resultados de 2021 de 0,93 euros brutos por título, lo que supone un incremento del 33%. El 2 de mayo se abonarán 0,465 euros y el 2 de noviembre, el mismo importe por acción. El pay out de Inditex alcanza el 60%.

Normas
Entra en El País para participar