Sanciones

Rusia rebaja los tipos al 17% mientras crece la presión sobre su economía

El Banco Central ruso argumenta que "los riesgos para la estabilidad financiera han dejado de aumentar por el momento"

Sede del Banco Central de Rusia en Moscú
Sede del Banco Central de Rusia en Moscú Reuters

El Banco Central de Rusia ha tomado hoy una sorprendente decisión y ha decidido rebajar los tipos de interés de referencia del 20% al 17% y ha avanzado la posibilidad de nuevos recortes en los próximos meses. La autoridad monetaria rusa duplicó los tipos de interés al 20% de forma fulminante tras la invasión de Ucrania y la fuerte oleada de sanciones de Occidente, que causaron un derrumbe inicial en el rublo.

Sin embargo, la divisa rusa ha logrado recuperar los niveles previos al inicio de la guerra en Ucrania, gracias en gran medida a que Rusia ha conservado la valiosa fuente de ingresos que supone la venta de energía a Europa y a las estrictas medidas de control de capitales adoptadas.

Rusia tiene congelados en los bancos centrales occidentales unos 300.000 millones de dólares, casi la mitad de sus reservas de divisa extranjera, pero ha impuesto medidas como la obligación a las empresas exportadoras de vender el 80% de sus ingresos en divisa extranjera y la prohibición a la banca de vender divisas a los ciudadanos. Quienes sí tengan una cuenta en divisa extranjera podrán sacar un máximo de 10.000 dólares.

La entidad monetaria dirigida por Elvira Nabiúlina argumentó la decisión de hoy de bajar tipos en que "los riesgos para la estabilidad financiera han dejado de aumentar por el momento, entre otros factores debido a las medidas de control de capitales adoptadas, pese a seguir presentes". Todo ello pese a que "las condiciones externas de la economía rusa siguen siendo complicadas y limitan considerablemente la actividad económica", sostiene el BCR. Según el Banco de Rusia, "hay una entrada constante de fondos a los depósitos a plazo fijo".

La entidad monetaria admite que la inflación anual seguirá aumentando pero alega que "los últimos datos semanales apuntan a una desaceleración notable en las tasas de crecimiento de precios actuales". El Banco de Rusia señaló que mantiene abierta la perspectiva de una mayor reducción de la tasa de referencia en sus próximas reuniones.

La cotización del rublo apenas se ha resentido de la rebaja de tipos, que supone un giro notable al rápido movimiento alcista decidido hace poco más de un mes. Esa relajación monetaria llega además en un momento en que la inflación va a comenzar a ser un serio problema para la economía rusa. Los precios se han disparado en el mes de marzo un 7,6% respecto a febrero, en que había crecido el 1,2% en tasa annual, y un 16,69% respecto al mismo mes del año anterior.

Se trata del ritmo de aumento de precios más fuerte de un mes a otro desde enero de 1999 y muestra el impacto que las sanciones occidentales están teniendo en la economía del país. La cifra también recoge el efecto de la drástica depreciación del rublo durante marzo, que ha recuperado el terreno perdido después. Solo durante el mes de marzo, los precios se han disparado por ejemplo un 50% en el caso de las cebollas, un 44% para el azúcar y un 46% para las lavadoras.

Normas
Entra en El País para participar