Energía

Los líderes de la UE se inclinan por extender las sanciones al petróleo y el gas de Rusia

Los 27 discuten hoy la aprobación de un bloqueo a las importaciones de carbón ruso

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el jefe de política exterior, Josep Borrell, en el Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia, el 6 de abril de 2022.
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el jefe de política exterior, Josep Borrell, en el Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia, el 6 de abril de 2022.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, abogaron este miércoles por extender las sanciones al petróleo y al gas rusos, como represalia por las "atrocidades" se están cometiendo durante su invasión a Ucrania. Tras la propuesta de ayer de prohibir las importaciones de carbón suministradas por el Kremlin, se especula que los 27 aprueben hoy un paquete que incluye también la paralización de las transacciones con cuatro nuevos bancos rusos y el cese de nuevas exportaciones. Sin embargo, por el momento no se tiene información sobre si el embargo a otros hidrocarburos se aprobarán.

En este contexto, el precio del barril de petróleo Brent sube alrededor de un 1,3% hasta los 108,11 dólares. Asimismo, el precio de los futuros del gas natural en el mercado neerlandés, que es el referente europeo, sube un 1,5%, impulsado por el miedo a un posible recorte en el suministro

"Estas sanciones no serán las últimas. Sí, hemos prohibido el carbón, pero ahora tenemos que mirar al petróleo y tendremos que mirar los ingresos que Rusia obtiene de estos combustibles fósiles", ha subrayado Von der Leyen ante el Parlamento Europeo, durante un debate sobre la reciente cumbre europea de marzo y los últimos avances en la guerra en Ucrania.

Michel, por su parte, ha añadido que Europa debe hacer todo lo posible para detener las "atrocidades" que el Gobierno de Vladimir Putin está llevando a cabo: "Estamos reforzando las sanciones para mantener una presión máxima sobre el Kremlin. El nuevo paquete de sanciones prohíbe las importaciones de carbón ruso y creo que las medidas sobre el petróleo e incluso el gas rusos serán necesarias tarde o temprano".

La Unión Europea adquiere fuera de su territorio más de la mitad de la energía que consume; en concreto, le compra a Moscú el 46,7 % del carbón que utiliza, el 40% del gas y el 27 % del petróleo, exportaciones que en 2021 supusieron 99.000 millones de euros de ingresos para Rusia. Asimismo, Las compras europeas de carbón suponen unos 4.000 millones de euros al año en ingresos para Moscú y los bancos concernidos, entre ellos el VTB, el segundo del país, tienen una cuota de mercado doméstica del 23 %. En este sentido, algunos estados tendrían mayor dificultad para sustituir el suministro Ruso, entre ellos Alemania, que ha sido acusado por otros miembros del bloque de tener una posición demasiado moderada frente a las sanciones.

La UE tambien estaría lista para agregar a Herman Gref, el jefe del banco más grande de Rusia, y al oligarca del aluminio Oleg Deripaska a su lista de sanciones. Asimismo, incluirían a Alexander Shulgin, el jefe de la plataforma rusa de comercio electrónico Ozon, y a Said Kerimov, que controla la minera de oro más grande de Rusia según un borrador del documento visto por el Financial Times.

Las nuevas represalias también penetrarían aún más en el círculo de Putin. Boris Rotenberg, uno de los socios comerciales más cercanos del presidente, estaría también entre los nuevos sancionados, junto Ekaterina Tikhonova y Maria Vorontsova, las hijas de Putin de su primer matrimonio, que serían sancionadas por beneficiarse del gobierno ruso. Si los estados miembros de la UE lo aprueban, los sancionados estarán sujetos a congelamientos de activos y prohibiciones de viaje por parte del bloque. 

Bruselas quiere impedir también a los barcos rusos y las embarcaciones operadas por Rusia que accedan a los puertos de la UE y limitar las exportaciones a Rusia de tecnologías "específicas" como ordenadores cuánticos, semiconductores avanzados y maquinaria de transporte con el objetivo de seguir degradando la base tecnológica y la capacidad industrial de Rusia. Estas sanciones estaban en el horno desde hace al menos dos semanas, cuando los jefes de Estado y de Gobierno pidieron a Bruselas que trabajara en nuevas medidas restrictivas, pero se han publicado apenas dos días después de desvelarse las matanzas indiscriminadas de civiles por las fuerzas rusas en zonas ahora liberadas, como Bucha, a las afueras de Kiev.

Normas
Entra en El País para participar