Renovables

OPDE reactiva su salida a Bolsa por el alza en el precio de la energía

Santander, Barclays y Société pilotan la operación

OPDE reactiva su salida a Bolsa por el alza en el precio de la energía

OPDE vuelve a sobrevolar la Bolsa española. La productora de energías renovables ha reactivado sus planes de salida a Bolsa, tras el fracaso del año pasado. La idea es aprovechar el nuevo momento del mercado, por las alzas en el precio de la energía, para lanzar una colocación de tamaño más reducido en cuanto los mercados vuelvan a abrirse, según indican fuentes financieras.

La guerra en Ucrania ha dado la vuelta como a un calcetín a los mercados. Los sectores que hasta hace pocas semanas parecían agotados ahora vuelven a reverdecer, mientras que otros tienen sus márgenes completamente en jaque por el alza de la inflación y de los tipos de interés. Un ejemplo de esto son las renovables. Europa se ha propuesto eliminar por completo la dependencia del gas ruso y apostar por la independencia energética a través de una construcción masiva de plantas renovables.

Tras la avalancha de papel del año pasado –con operaciones como las de Acciona Energía o Ecoener y otras muchas que se quedaron en el cajón– los inversores han vuelto los ojos de nuevo hacia las compañías verdes. BlackRock, Norges Bank y otros grandes inversores han llamado en las últimas semanas a los principales bancos de inversión para comunicarles que vuelven a estar dispuestos a invertir en renovables. Los bancos han acudido con las compañías que estaban en su pipeline.

Una de ellas es OPDE, que ya trató de saltar al mercado hace justo un año. Un intento que quedó frustrado ante sus altas expectativas de valoración y el fracaso apenas unos días antes de Ecoener, que se estrenó con una caída de más del 15%. La nueva sensibilidad de los inversores hacia el sector abre una nueva oportunidad para la compañía.

OPDE ha redibujado la operación, que ahora será de un tamaño más reducido. El objetivo con el que trabaja es levantar entre 150 y 200 millones a través de una ampliación de capital. Y, por tanto, saltar al parqué con una valoración de entre los 600 y los 800 millones. Hace un año pretendían levantar entre 375 y 400 millones, con una valoración de 900 millones.

Los fondos que recabe con la operación se destinarán íntegramente a financiar el desarrollo y construcción de los aproximadamente 3,7 GW de proyectos en cartera en las fases más avanzadas, que incluyen aproximadamente 907 megavatios situados en España y Estados Unidos, y aproximadamente 2.781 MW de proyectos en fase avanzada. Cuenta con 583,7 MW propios en operación y construcción, repartidos en España, EE UU, México, Chile, Italia y Reino Unido.

Actualmente el mercado se encuentra cerrado a cal y canto. Pero la idea de la compañía y de sus bancos asesores –Santander, Barclays y Société Générale trabajan como global coordinators– es tenerlo todo preparado para lanzar la operación tan pronto como se calmen las aguas revueltas de los mercados. A ser posible antes del verano, durante el mes de junio.

Normas
Entra en El País para participar