Unicaja aprueba la renovación parcial del consejo y rechaza hablar sobre la Fundación

El presidente del banco impide a los accionistas minoritarios preguntar sobre el presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel, y sobre otros accionistas

El presidente de Unicaja, Manuel Azuaga, y el consejero delegado, Manuel Menéndez.
El presidente de Unicaja, Manuel Azuaga, y el consejero delegado, Manuel Menéndez.

Unicaja ha completado una tensa junta de accionistas marcada por la crisis de gobernanza que atraviesa la Fundación bancaria y la reciente dimisión de tres consejeros independientes. Los accionistas han aprobado todos los puntos del orden del día, de forma que han validado la renovación parcial del consejo de administración con el nombramiento de dos nuevos consejeros y la reelección de otros cinco.

Se trataba del punto más relevante y, aunque ha sido aprobado por la gran mayoría de los votos, también ha sido el más discutido por los sindicatos y accionistas minoritarios. Así, la junta ha validado el nombramiento de Carolina Martínez Caro (97,9% de los votos a favor) como consejera independiente para cubrir la plaza que había quedado tras la dimisión de Ana Bolado. También ha respaldado el nombramiento de Rafael Domínguez de la Maza (88,3% de los votos), en representación de los dueños del Grupo Mayoral, como consejero dominical y que sustituirá a Manuel Conthe Gutiérrez.

De igual modo, los inversores de Unicaja han dado luz verde a la renovación de Manuel Azuaga como consejero ejecutivo (91,15% a favor) y de los cuatro consejeros procedentes de la Fundación Unicaja y afines a Braulio Medel (Juan Fraile, Teresa Sáez, Petra Mateos-Aparicio y Manuel Muela) aunque su apoyo entre los accionistas fue el más bajo de entre todos los puntos del día (el 81% votó a favor).

El presidente de Unicaja, Manuel Azuaga, ha valorado que con esta renovación parcial "se configura un órgano diverso, con un perfil altamente cualificado y de habilidades completas, que a mi juicio se asegura el mejor análisis y la toma de decisiones estratégicas para la entidad".

No obstante, los sindicatos Suma-t, CC OO y Cesica y los accionistas minoritarios del banco que tomaron la palabra durante la junta se pronunciaron en contra de la mayoría del capital social que validó todos los puntos y manifestaron su "preocupación" por "la deriva que está llevando la entidad".

En ese sentido, pidieron poner fin al conflicto interno por el poder de la cúpula que se inició tras culminar la absorción de Liberbank en julio del año pasado. También, hicieron referencia a la crisis de gobernanza que arrastra la entidad, debido a las citadas dimisiones de tres consejeros independientes (Manuel Conthe, Ana Bolado y Manuel González Cid) debido a sus discrepancias con la decisión de reducir de seis a cinco los puestos de independientes en el máximo órgano de gestión del banco.

"Cierren ya los conflictos internos y externos, cumplan con la legalidad, con lo establecido por los supervisores y las autoridades financieras. Cuiden a la plantilla y escuchen a los clientes, ellos son los que generan los beneficios. El buen gobierno y la ausencia de conflictividad laboral cotiza al alza", expresó el representante de Suma-t.

Igualmente, sindicatos y accionistas minoritarios han manifestado su inquietud por las dudas expresadas por el Protectorado de Fundaciones Bancarias, dependiente del Ministerio Economía, sobre la idoneidad y honorabilidad de Braulio Medel como patrono y presidente de la Fundación Unicaja, que es la principal accionista del banco con un 30%.

No obstante, a pesar de los intentos de sindicatos y minoritarios, el presidente del banco ha evitado cualquier comentario y pregunta relacionada con el caso y con relación a otros accionistas de la entidad.

Normas
Entra en El País para participar