Los sueldos de Uber y Lyft siguen siendo bajos

Compensan a sus conductores la subida de la gasolina y un 2% más, a costa de un recargo para los viajeros

Coche de Uber en Lafayette, Louisiana (EE UU).
Coche de Uber en Lafayette, Louisiana (EE UU). reuters

Uber Technologies está lanzando un hueso a sus conductores. La subida de los precios de la gasolina ha reducido los ingresos diarios de los conductores de la aplicación de VTC. Por eso, Uber y su rival Lyft están añadiendo en Estados Unidos un pequeño recargo a cada viaje, que devuelven a los conductores para cubrir el coste y algo más. Con ambas empresas luchando por mantener a los trabajadores en sus plataformas, es una forma astuta de dar a los empleados un aumento de sueldo. Pero puede que también tengan que abrir sus propias carteras.

 

El coste medio de llenar un depósito de gasolina en Estados Unidos es hoy casi un 50% más alto, a 4,25 dólares por galón, que hace un año, según la American Automobile Association. Los conductores están asumiendo ahora ese coste, y es un problema. El mercado laboral es escaso, y las empresas compiten por trabajadores que encuentran salarios más altos en otros lugares. Si ganan menos por trayecto, es más probable que abandonen el transporte de personas para Uber y Lyft.

Para solucionar el problema, las dos empresas con sede en California anunciaron a principios de este mes que los usuarios tendrán que pagar un aumento temporal –hasta 55 céntimos por viaje– que irá a parar a los conductores. Eso debería de cubrir el coste adicional del combustible y un poco más. Véase Chicago, que registra los datos de VTC. Hace un año, el coste del combustible por el viaje medio de 7 millas era de unos 60 céntimos, según la capacidad del depósito del popular modelo Toyota Corolla. Hoy, con la subida del precio de la gasolina, el mismo viaje costaría 90 céntimos por trayecto.

Es algo, pero en conjunto no supone un aumento enorme de sueldo. En Chicago, el conductor medio se lleva 11,60 dólares por viaje, según un estudio del Instituto de Política Económica de Illinois, y cada conductor hace una media de 123 viajes al mes. El recargo supone un aumento salarial de aproximadamente el 2%, es decir, unos 30 dólares mensuales.

Mientras tanto, otras empresas pagan salarios mucho más competitivos. La cadena de grandes almacenes Target, por ejemplo, subió en febrero su salario inicial por hora de 15 a 24 dólares, y ese es un coste que asumirá la propia empresa. Por ahora, a los viajeros no les importa pagar unos cuantos cuartos por los aumentos salariales de Uber y Lyft. Pero puede que eso no mantenga a los conductores durante mucho tiempo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías