El ICAM cambia su nombre a Ilustre Colegio de la Abogacía de Madrid para ser "más inclusivo"

La abogacía madrileña también ha respaldado las cuentas de la corporación en el año 2021, cerradas con un superávit de 731.000 euros

José María Alonso, decano del Colegio de la Abogacía de Madrid
José María Alonso, decano del Colegio de la Abogacía de Madrid

El Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), que este año conmemora el 425 aniversario de su fundación, pasará a llamarse Ilustre Colegio de la Abogacía de Madrid. Así lo ha aprobado, con un 98% de apoyo (2.564 votos a favor, 17 en contra y 16 abstenciones), la Junta General del ICAM, reunida este martes en sesión ordinaria y extraordinaria. “La eliminación de cualquier lenguaje que pueda llevar a discriminación debe primar por encima de cualquier otra cosa”, ha dicho el decano José María Alonso.

En concreto, el cambio de denominación, que fue adoptada en el año 1732, figura en el Plan de Igualdad del ICAM. El documento preveía la utilización del sustantivo "abogacía" por ser "más inclusivo, haciendo visibles no solo a los hombres, sino también a las mujeres", que representan el 48% del censo colegial, según ha explicado la institución.

El Plan de Igualdad recoge que de esta manera “se evitará la ambigüedad, se dotará al nombre de este colegio de claridad y precisión respecto a quienes lo integran y se evitarán los usos que en nuestra lengua pueden contribuir a la discriminación e invisibilización de las mujeres en la sociedad”.

Las cuentas

Por otro lado, la institución colegial también ha aprobado las cuentas en el año 2021, cerradas con un superávit de 731.000 euros, con 2.177 votos a favor, 44 en contra y 140 abstenciones. Esto ha permitido una "compensación parcial del deterioro de los fondos propios del Proyecto Tecnológico IBM" efectuado en el ejercicio 2018 por valor de 4,4 millones de euros, según ha explicado la institución.

En materia de gastos, la memoria económica recoge un total de 28,5 millones de euros frente a los 29,7 presupuestados, un 4% menos. Las reducciones afectan a las partidas de actividades corporativas y de formación, prestaciones sociales, publicaciones, acciones profesionales y gastos de edificios.

En el apartado de ingresos, el ejercicio 2021 se cerró con una cuantía de 29,24 millones de euros frente a 29,72 millones presupuestados, un 2% menos. Esta reducción, cifrada en 650.000€ en diferentes partidas, fue "parcialmente compensada" por mayores ingresos a los previstos por cuotas colegiales gracias a un aumento en el número de incorporaciones y reincorporaciones de colegiados sobre lo estimado.

Respecto al censo colegial, el ICAM terminó el año 2021 con un total de 75.281 personas colegiadas, distribuidas en 43.060 ejercientes, 30.745 no ejercientes y 1.476 inscritas. Por género, el 52% del censo son hombres y el 48% mujeres.

La abogacía ante la crisis de ucrania

Con el telón de fondo de la invasión de Rusia sobre Ucrania, el Colegio de la Abogacía de Madrid ha puesto en valor el refuerzo de los Servicios de Orientación Jurídica (SOJ) en materia de extranjería, colaborando con el Colegio de Abogados de Varsovia para impulsar un "corredor legal" y asistir a las familias ucranianas llegadas a Madrid desde Polonia. También ha destacado la creación de una bolsa de voluntarios especializados en extranjería para que, en caso de que fuera necesario, apoyen a los letrados del SOJ en la labor de asistencia y asesoramiento jurídico.

“Hemos recibido un aluvión de peticiones para ayudar y, como decano del colegio, quiero decir que estoy tremendamente orgulloso de la respuesta de nuestros colegiados y colegiadas. Orgulloso de que demuestren que la abogacía madrileña siempre está cuando se la necesita”, ha dicho el decano Alonso.

Normas
Entra en El País para participar