Plan de choque frente a la crisis

El Estado asumirá el total de los 20 céntimos de bonificación si el pequeño operador no aplica su rebaja

Hacienda cifra en 1.423 millones de euros la bonificación de los carburantes

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en una sesión de control al Gobierno en el Senado.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en una sesión de control al Gobierno en el Senado.

La bonificación de 20 céntimos en el precio de los combustibles para todos los consumidores le va a costar a las arcas del Estado 1.423 millones de euros, un dato que contrasta con los 11.492 millones de euros de recaudación tributaria de 2021, tras un incremento del 11,3% frente a la recaudación de 2020, es decir 1.166 millones más.

El decreto ley que aprobó el Gobierno y que estará en vigor hasta el próximo 30 de junio dará derecho a la bonificación en la gasolina, el gasóleo A y B, el gasóleo para uso marítimo, los gases licuados de petróleo para la propulsión de vehículos, el gas natural comprimido licuado para vehículos, el gas natural licuado, el bioetanol, el biodiésel, así como las mezclas de gasolina con bioetanol o de gasóleo con biodiésel que requieran etiquetado específico. También dará derecho a la bonificación la adquisición del aditivo adblue.

Sin embargo, la principal novedad del decreto aprobado ayer reside en que el Gobierno asumirá el descuento de 5 céntimos por litro de carburante que inicialmente correspondería a las petroleras, en el caso de las pequeñas gasolineras, es decir, aquellas con una facturación inferior a 750 millones de euros, decidiesen no aplicar la bonificación de 5 céntimos.

“La rebaja en todo caso será de 20 céntimos y otra cosa es quién lo financie”, dijeron a este diario fuentes de Hacienda. Las petroleras con capacidad de refino que superen los 750 millones sí deberán aportar esos 5 céntimos como “prestación patrimonial de carácter público no tributario”, aunque la norma permitirá no abonarla a aquellas compañías “que se comprometan a realizar de forma inequívoca” igualmente una rebaja de ese importe o superior ya sea “directamente” o a través de su red de gasolineras.

Hacienda también ha definido la figura que denomina “colaborador” en la gestión de esta bonificación. Se califican como colaboradores aquellos que ostenten la titularidad de los derechos de explotación de las instalaciones de suministro de combustibles y carburantes al por menor, así como las empresas que realicen las ventas directas a los consumidores finales de los productos objeto de bonificación.

De esta forma, la bonificación se aplicará en el punto de venta y repostaje. Estos colaboradores podrán solicitar la devolución de las bonificaciones efectuadas.

Para hacerlo, deberán presentar mensualmente, en los primeros 15 días naturales de mayo, junio y julio, a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria o de la Administración foral. Asimismo, el operador también podrá solicitar, antes del 15 de abril de 2022, a la AEAT o a la Administración foral un anticipo a cuenta que podrá solicitarse por el importe máximo de la bonificación que correspondería al 90% del volumen medio mensual de los productos incluidos en el ámbito de esta bonificación vendidos durante el año 2021.

En cualquier caso, este importe no podrá ser superior a los dos millones de euros ni inferior a los 1.000 euros, y será compatible con las devoluciones parciales del impuesto sobre hidrocarburos por consumo de gasóleo profesional.

Normas
Entra en El País para participar