Conflicto

El transporte de viajeros espera ayudas fuera de la bonificación de 500 millones para el gasoil

El Ejecutivo ofrecerá mañana soluciones independientes de las armadas para el segmento de mercancías

Taxis en la marcha lenta celebrada hoy en Barcelona.
Taxis en la marcha lenta celebrada hoy en Barcelona.

El Gobierno y los transportistas de viajeros no shan salido con puntos de encuentro de la reunión liderada esta tarde por la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, que ha servido de toma de contacto con el departamento de viajeros del Comité Nacional de Transportes por Carretera (CNTC). Sin embargo, el taxi, plataformas de VTC, empresas de ambulancias y el sector del autobús urgen estar a salvo de la escalada del gasoil y mañana se concretarán medidas.

La intención del Ministerio es dar respuesta a todo el sector, transporte de mercancías y viajeros, con la intención de poner freno a unas movilizaciones que están estrangulando la economía.

Raquel Sánchez ha escuchado el catálogo de peticiones de las principales organizaciones. En este área de la CNTC están representadas potentes asociaciones como Confebús y Anetra, ambas del mundo del autobús; las federaciones del taxi Antaxi y Fedetaxi; Unauto y Feneval en nombre de la VTC, y Anetrans y Anea como representantes del transporte sanitario.

Los 15 interlocutores de Sánchez llegaron al ministerio con la convocatoria de una movilización para este domingo en Madrid como modo de presión en busca de ayudas. De momento, la ministra ha trasladado que la anunciada bonificación de 500 millones de euros para el gasoil profesional alcanzará en exclusiva al segmento de las mercancías. “Se nos ha aclarado que para el transporte de viajeros habrá ayudas en la misma línea, pero independientes de esa cifra; eso nos lo han dejado muy claro”, ha recogido Efe de uno de los participantes.

Está previsto que la titular de Transportes vuelva a estar acompañada mañana jueves, en las distintas reuniones fijadas con los transportistas, por la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, y por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Entre las diferencias con el transporte de mercancías, la parte del sector que mueve viajeros pretende que las bonificaciones no se queden solo en el gasoil y puedan extenderse al gas e incluso a la electricidad. Y el taxi, por ejemplo, aboga por el cobro del cheque por vehículo.

Desde Confebus, su presidente, Rafael Barbadillo, reclamó ayudas “ágiles y directas”, sugiriendo el bono por vehículo o un descuento por litro de combustible.

Mientras en Madrid se intentaba acercar posturas, en Barcelona, por ejemplo, ya se daban importantes paros del taxi. De momento la asociación Nacional Antaxi descarta movilizaciones.

Normas
Entra en El País para participar