Carburantes

El litro de diésel ya es más caro que la gasolina en la mayoría de países europeos: estas son las diferencias

España queda al margen, la gasolina sigue siendo más cara, según el boletín de petróleo de la Comisión Europea

Conductores en Dobrovo, localidad de Eslovenia  cercana a la frontera con Italia
Conductores en Dobrovo, localidad de Eslovenia cercana a la frontera con Italia AFP

Las consecuencias de evitar las exportaciones de gasóleo ruso ya son visibles para los conductores europeos. El aumento de la demanda de suministros alternativos desde que Rusia invadió Ucrania ha hecho subir los precios al por mayor y al por menor del diésel hasta el punto de que ahora cuesta más que la gasolina en la mayor parte de Europa. No es así en España, donde el litro del diésel está en 1,81736 euros, por debajo de los 1,84463 euros de la gasolina Euro Súper 95, según el boletín de petróleo de la Comisión Europea. 

En Alemania, el 14 de marzo, el gasóleo costaba en los surtidores 2,312 euros por litro, impuestos incluidos, lo que suponía 5,3 céntimos de euro más que la gasolina Euro super-95. Es la primera vez en al menos 15 años de datos recogidos por la Comisión Europea que el gasóleo cuesta más.

Los propietarios de coches franceses pagaron un sobreprecio similar por repostar gasóleo: el diésel cuesta 2,14067 euros el litro, por encima de los 2,08249 euros el litro de gasolina Euro súper 95. Un fenómeno que solo ha ocurrido una vez en la última década, a finales de 2018.

La mayor parte de la Unión Europea está en la misma situación, ya que el diésel cuesta más que la gasolina en 17 de los 27 países del bloque: además de Alemania y Francia, también es más caro el diésel en Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Chipre, Chequia, Estonia, Finlandia, Hungría, Irlanda, Lituania, Polonia, Rumanía, Eslovenia y Suecia.

Dos semanas antes, el 28 de febrero, el gasóleo tenía un precio más alto en las estaciones de servicio de solo nueve países.

Entre todos los países, Suecia, Bélgica y Polonia son los que pagan las primas más altas por el gasóleo (en euros): los surtidores suecos ofrecen el diésel 3,1566 céntimos más caro que la gasolina. En Bélgica es 1,9 céntimos más caro y en Polonia, 0,18 céntimos.

Por su parte, el combustible sigue siendo mucho barato en relación con la gasolina en Dinamarca (1,6 céntimos más barato) y Países Bajos (1,1 céntimos menos el litro de diésel).

Normas
Entra en El País para participar