¿Dónde se vende la gasolina y el diésel más barato de España?

Las localidades más baratas cobran prácticamente la mitad por ambos carburantes que los centros más caros

Vídeo: Consejos para ahorrar en gasolina al repostar.

Aunque el último Boletín Petrolero de la UE indica que el litro de gasolina en España cuesta de media 1,844 euros y el del gasóleo 1,817 euros, la realidad es que no se paga lo mismo en todas las estaciones de servicio del país. Los precios varían entre autonomías y provincias; la brecha es tan grande que los sitios más baratos cobran prácticamente la mitad por ambos carburantes que los centros más caros.

Según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica consultados el 16 de marzo, el precio de la gasolina de 95 octanos cuesta entre 1,149 euros y 2,139 euros dependiendo de la localidad. Por su parte, el diésel oscila entre 1,039 y 2,287 euros el litro. Esto significa que ahora mismo hay un sitio en España donde llenar un depósito medio de 55 litros con gasolina cuesta 63 euros mientras en otra parte del país vale 117 euros. Lo mismo ocurre con los motores diésel; el repostaje sale por 57 euros en la provincia más barata y repunta hasta los 125 euros en la más cara.

La gasolina más asequible está en la provincia de Valencia, en la localidad Cortes de Pallas, donde según la información del Ministerio, hasta el 15 de marzo el precio era de 1,149 el litro. El segundo lugar es compartido por tres localidades que se encuentran en Teruel, en las regiones de Castellote, La Estación y Albalate del Arzobispo. Aquí el carburante cuesta 1,232 euros el litro. El tercer puesto de la lista está ocupado por la localidad de Montemayor, en Córdoba, con un importe de 1,259 euros/litro, mientras que el cuarto sitio más barato está en La Guancha, Tenerife, donde se comercializa la gasolina a un importe de 1,267 euros. El top cinco lo cierra la localidad de Villaviciosa de Córdoba, en Córdoba, con un precio de 1,269 euros.

Para encontrar el gasóleo más barato hay que remitirse a Navalvillar de Pela, en Badajoz, donde según la serie histórica de precios, hasta la semana pasada el litro costaba 1,039 euros. El segundo sitio con precios más asequibles es Cortes de Pallas, en Valencia, donde el diésel está en 1,047 euros/litro. El tercer puesto lo comparte la región valenciana de Estivella con la localidad de Montemayor, en Cordóba, ambas con un precio de 1,109 euros. Por su parte, tres sitios de Teruel se llevan el cuarto lugar: se trata de Castellote, La Estación y Albalate del Arzobispo, donde el repostaje de gasóleo cuesta 1,110 euros el litro. La lista la cierra Xativa, otra localidad valenciana, con una venta al público de 1,119 euros.

Las localidades más caras

Del otro lado de la balanza, con la gasolina de 95 octanos más cara, aparece la localidad de Montseny, en Barcelona. Aquí el repostaje cuesta 2,139 euros el litro, según MITECO. Le sigue Herrera del Duque, en Badajoz, donde se vende a 2,109 euros. En tercer lugar, aunque con un precio similar al anterior, está Torres, en Jaén. Ahí el carburante vale 2,103 euros/litro. En cuarta posición aparece la región granadina de Baúl (2,099 euros) mientras que Badajoz repite en quinta posición, con la localidad de Castilblanco (2,085 euros).

En el caso del gasóleo, los sitios más caros para repostar se concentran en Jaén, Huesca y Valencia. En el municipio andaluz están las dos localidades con los precios más altos: Torres y Aldeahermosa, donde el litro de diésel cuesta 2,287 euros y 2,176 euros el litro, respectivamente. Después está Altorricón y Tamarite de Litera, ambos en la comunidad de Aragón y con un precio vigente de 2,160 euros el litro. En cuarto lugar aparecen los municipios valencianos de Novele-Novetle y Aielo de Malferit (2,110 euros/litro) y el quinto sitio más caro está en Murcia, concretamente Alquerías, donde se vende a 2,108 euros.

Impuestos del combustible

Los carburantes están gravados por dos vías: el impuesto especial sobre hidrocarburos y el impuesto sobre el valor añadido (IVA). El primero se aplica a cada litro de combustible y supone el 32% del precio de venta al público. El segundo está fijado en su tipo máximo, es decir al 21%. La Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) señaló en diciembre del año pasado que de 50 euros en repostaje, 23 se iban en impuestos, 17 a pagar el coste de la materia prima, nueve eran el coste de logística y comercialización, y un euro era por el margen bruto mayorista.

Con el objetivo de hacer frente a la escalada inflacionista, el Gobierno se comprometió esta semana a bajar el precio de la gasolina el próximo 29 de marzo, cuando prevé aprobar un real decreto que recoja las medidas del plan nacional de respuesta a las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania.

Normas
Entra en El País para participar