Finanzas

La deuda rusa vuelve a negociarse en Moscú con fuertes caídas

El banco central anuncia compras de deuda para estabilizar el mercado

Mujer delante de una casa de cambio en Moscú.
Mujer delante de una casa de cambio en Moscú. REUTERS

La deuda pública rusa denominada en rublos ha caído con fuerza este lunes al reanudarse la negociación por primera vez en tres semanas, después de que el banco central anunciara las compras de bonos para aumentar la liquidez y estabilizar el sistema financiero. Una vez que las sanciones han cortado los lazos financieros de Rusia con el resto del mundo, Moscú está intentando reabrir los mercados.

Así, una vez que el Banco Central ya no precisa de inyectar liquidez en los bancos ante la demanda de efectivo de los clientes y que el país cumpliese el pago de 117 millones de dólares de intereses de bonos denominados en divisas, los temores a un colapso financiero se han reducido. El precio de la deuda en rublos, llamada OFZ, bajó hasta un 33%, con el tipo de interés escalando al 20%, antes de la apertura, si bien después las intervenciones del banco central moderaron el interés a un 13,9%, según datos de Refinitiv. La Bolsa de Moscú seguirá cerrada, y el rublo se cambiaba a 105 unidades por dólar.

"Ya no hay mercado en Rusia", dijo a Bloomberg Alexey Tretyakov, gestor de carteras de Aricapital en Moscú. "Los límites a los flujos de capital y a las operaciones con divisas hacen que se puede llegar a cualquier referencia que se quiera. "Los rendimientos de la OFZ -que en realidad son bajos comparados con los que se obtendrían si aún existiera un mercado libre-pueden considerarse un impuesto sobre los ahorros. Esto es típico de una economía en  tiempo de guerra". El 19,1% de los bonos en rublos están en manos de extranjeros.

En un movimiento extremadamente raro del banco central ruso, la gobernadora Elvira Nabiullina dijo en una declaración de vídeo el sábado que la entidad comenzará a comprar bonos del Estado el lunes y los venderá en su totalidad después de que el mercado se estabilice. Los volúmenes de negociación son una fracción de sus niveles anteriores a la crisis.

"Rusia se enfrenta a un doble problema: la escasez de divisas y unos tipos de interés muy elevados", dijo Christopher Langner, jefe de estrategia de inversión del First Abu Dhabi Bank en Dubai. "Aunque el banco central puede tener una capacidad limitada para aumentar la liquidez en moneda local, reduciendo los tipos de interés, tiene que incentivar a la gente a mantener su dinero en el banco.

Este lunes Moscú debe abonar el cupón de otra emisión de divisas, por un importe de 66 millones de dólares. Pero en este caso la emisión del bono admite el abono en rublos. Rusia tiene otros 488 millones de dólares en pagos de intereses en las próximas 10 semanas, así como el vencimiento de un bono de 2.000 millones a principios de abril.

Normas
Entra en El País para participar