Finanzas

La banca procesa el pago pendiente de la deuda soberana rusa y los bonistas empiezan a cobrar

Moscú transfirió los dólares a JP Morgan, y esta entidad, a Citi, banco que debe ejecutar el abono a los acreedores

Imagen del Banco de Inglaterra.
Imagen del Banco de Inglaterra.

JP Morgan ha recibido del Tesoro ruso en pago en dólares para abonar el cupón de los bonos soberanos cuyos intereses deberían haber sido abonados el miércoles, según las agencias Reuters y Bloomberg citando fuentes del mercado. JP Morgan, es el banco corresponsal que Rusia utilizaba para enviar los bonos en dólares y éste habría remitido el abono a Citi, que es el banco agente encargado de ejecutar los pagos. El pago fue recibido en dólares estadounidenses y algunos bonistas ya han comenzado a recibir el cupón de los títulos, según añade la agencia Reuters.

Moscú ha evitado así por el momento entrar en default por el impacto de su deuda. El ministerio de Finanzas ruso adelantó el miércoles que había dado la orden de abonar los intereses, pero que desconocía si las sanciones impedirían el procesamiento final del pago, que debería haber llegado al bolsillo de los bonistas este miércoles. En todo caso, desde el momento en que el abono en dólares se hace efectivo, Rusia deja de estar al borde del impago; en el mercado existe un periodo de gracia de 30 días antes de decretar el default. El abono del pago en rublos, como había sugerido Moscú ante las sanciones occidentales, equivale a un impago, dado que la deuda cuyo interés vencía esta semana no contenía cláusulas que lo permitieran.

Según Reuters, la obligación de JPM como banco corresponsal extranjero era procesar el pago, si bien dadas las circunstancias, también ha tenido que consultar con las autoridades antes de hacerlo. No procesar el pago habría perjudicado a los tenedores de bonos. La sucursal londinense de Citi es la encargada de ejecutar los pagos a los clientes, operación que ya habría comenzado.

En todo caso, con el pago Rusia pone fin a varios días de especulaciones sobre la posibilidad de que el país entrara en situación de impago por primera vez en más de 100 años.

Además de los pagos de esta semana, Rusia debe hacer frente este mes a 615 millones de dólares en cupones de emisiones de deuda y, el 4 de abril, a un vencimiento de 2.000 millones de dólares. El impago de la deuda soberana rusa afectaría a unos 40.000 millones de dólares en activos que hasta hace pocas semanas estaban considerados como de bajo riesgo. En el mercado la deuda rusa sigue cotizando en niveles de default.

Normas
Entra en El País para participar