Crónica bursátil

El Ibex se sacude las pérdidas y suma su quinta sesión conscutiva al alza

El Brent avanza y supera de nuevo los 100 dólares por barril

Sin la referencia de nuevos avances en las negociaciones entre Ucrania y Rusia y con los bancos centrales acelerando el endurecimiento de la política monetaria, las dudas se apoderan de los inversores. Como viene sucediendo desde el estallido de la guerra, la volatilidad volvió a hacer de las suyas relegando a un segundo plano el optimismo que imperó el miércoles en la renta variable.

El Ibex 35, que durante gran parte de la jornada se mantuvo en negativo, logró cambiar el rojo por verde y concluir con un alza del 0,38%. Aunque el selectivo español todavía está lejos de los 8.440 puntos que registró el miércoles en niveles intradía, la Bolsa consiguió sumar su quinta sesión consecutiva al alza, algo que no sucedía desde finales de 2021.

Los bancos e Inditex (-1,5%) fueron las cotizadas que más puntos restaron a la Bolsa. Sabadell, que en sesiones anteriores se vio impulsado por las expectativas de subida de tipos del Banco de Inglaterra, corrigió un 2,38% después de que la institución monetaria británica no se mostrara tan agresiva en lo que a futuras subidas de tipos se refiere. BBVA bajó un 1,49%; CaixaBank, un 1,17%; Santander, un 0,52% y Bankinter finalizó en tablas. Los descensos de las entidades se movieron en línea con el comportamiento que registró el sector bancario europeo que retrocedió un 1,26%, descenso solo superado por las automovilísticas (1,43%) y la cotizadas de ventas minorista (-1,45%).

IBEX 35 8.484,50 0,93%
Petroleo Brent 113,200 0,578%

Las subidas de los precios del crudo sirvieron de impulso a las acciones de Repsol, que avanzó un 2,35% en una jornada en la que la que el energético se convirtió en el sector más alcistas del Viejo Continente (2,18%). Junto a la petrolera también destacaron los avances de Cellnex (4,33%) y Pharma Mar (2,42%).

El comportamiento del Ibex 35 no distó mucho del registrado por sus homólogos europeos, un buen ejemplo de cómo a los inversores les está costando digerir la avalancha de referencias en un momento en el que las consecuencias de la guerra en Ucrania y las sanciones a Rusia continúan siendo una incógnita. Las noticias que confirman que Moscú ha abonado parte de la deuda se convirtió en un aliciente para que el Cac francés se diera la vuelta en la recta final de la jornada y concluyeran con avances del 0,36%. El Ftse británico aceleró las subidas y cerró con un alza del 1,28% mientras el Dax alemán (-0,36%) y el Mib italiano (-0,68%) mantuvieron las pérdidas.

Más movimiento que las Bolsas fue el que registró la deuda, el activo más sensible a la política monetaria. La subida de tipos en EE UU acentuó el aplanamiento de la curva de tipos. Aunque las rentabilidades de los bonos hicieron un alto en la escalada, la deuda a diez y cinco años cotizan parejas. El rendimiento de la deuda con vencimiento en 2032 se sitúa en 2,16% mientras la que expira en 2027 alcanza el 2,14%. Por su parte, el bono a dos años se mantiene por debajo del 2% en el 1,92%. Con estos niveles, el diferencial entre la deuda a 10 y 2 años se sitúa en los 23 puntos, tres puntos básicos más sobre los mínimos intradía, los niveles más bajos desde marzo de 2020.

Aunque el aplanamiento de la curva de tipos suele ser un síntoma de recesión, los analistas señalan que de media pasan tres años desde la primera subida de tipos de la Fed para que la economía entre en recesión. La reacción del mercado se debió más a la rebaja de las previsiones de crecimiento que a la mera subida de tipos. En la actualización de las proyecciones el comité recortó al 2,8% su estimación de PIB para este año, lejos del 4% que preveían a finales de 2020.

Las dificultades para un alto el fuego llevaron al Brent a poner fin a tres sesiones consecutivas a la baja. El crudo sumó un 8,5%, hasta los 106 dólares por barril, de nuevo sobre los 100 que había perforado la víspera.

Normas
Entra en El País para participar