Textil

Así valora Inditex a Marta Ortega: experta en retail y relevante a nivel institucional

La futura presidenta tendrá a su cargo las áreas de comunicación, auditoría interna y secretaría general

Varió los términos del contrato de no competencia con Isla por "desfasados" y por entrañar un "grave riesgo estratégico" para la empresa

Marta Ortega, presidenta de Inditex a partir del 1 de abril.
Marta Ortega, presidenta de Inditex a partir del 1 de abril.

Inditex desveló este miércoles, a través de su informe de remuneraciones de 2021, el sueldo que percibirá Marta Ortega como presidenta del grupo, cargo que ocupará a partir del 1 de abril, y que no tendrá funciones ejecutivas.

En total, Ortega cobrará un millón de euros cada año por sus funciones: 900.000 como retribución como puesto de presidenta, y otros 100.000 en su calidad de consejera. Para fijar este salario, la empresa ha tenido varios elementos en cuenta. Hay que recordar que, hasta ahora, las principales funciones ejecutivas y la presidencia las aglutinaba Pablo Isla, pero con su salida, estas se dividirán entre Ortega y Óscar García Maceiras, consejero delegado. De ahí que el comité de retribuciones de Inditex haya tenido que crear dos nuevos niveles salariales para ambos.

En el caso de Marta Ortega, el grupo textil ha destacado "su conocimiento del negocio retail en el sector de la moda y del Grupo Inditex, donde ha desarrollado distintos roles y funciones, y su importancia desde una perspectiva institucional".

Como destacó la empresa cuando hizo oficial su nombramiento, el pasado 30 de noviembre, Ortega trabajó en distintas áreas del grupo en los últimos 15 años, y de manera particular, resaltó su papel en el "el reforzamiento de la imagen de marca y propuesta de moda de Zara, área que seguirá supervisando".

También se destacó su labor en las campañas con creativos como Steven Meisel, Fabien Baron, Karl Templer o Luca Guadagnino, "así como el lanzamiento de nuevas colecciones premium, incluyendo Zara SRPLS y Charlotte Gainsbourg by Zara".

La comisión de retribuciones también ha tomado en cuenta la "especial responsabilidad del cargo y la criticidad de sus funciones", ya que, además de presidenta, tendrá bajo su responsabilidad directa las áreas de auditoría interna, secretaría general y del consejo, así como la comunicación. Otro punto es su dedicación exclusiva, a diferencia de otros miembros del consejo.

Por último, Inditex también ha seguido las recomendaciones de inversores institucionales, proxy advisores, las habituales en el gobierno corporativo, y las prácticas de mercado en otros países europeos. Para ello, ha analizado los salarios de presidentes no ejecutivos de otros consejos en compañías del Ibex 35, del CAC40 francés, del FTSE MIB italiano, del DAX 40 alemán, del SMI suizo y del FTSE 100 británico.

Isla, un "grave riesgo estratégico"

Por su parte, Pablo Isla saldrá de la compañía el próximo 31 de marzo. Tras ello, llegará a percibir hasta 27 millones de euros, entre la indemnización por el pacto de no competencia, la anualidad que le corresponde al extinguir su relación con Inditex, y liquidaciones de planes de incentivos y otras primas, que también incluían, en algunos casos, paquetes de acciones.

A cambio, Inditex ha modificado el contenido del pacto de no competencia, al considerar que los términos estaban “desfasados”. Hasta entonces, se decía que no podía realizar actividades “concurrentes” con las de Inditex u otra empresa del grupo por dos años. De hacerlo, debería pagar una compensación de una anualidad de su retribución fija.

Ahora, Inditex cree que el perfil de Isla es “extremadamente valioso y atractivo para cualquier empresa competidora”, tras el proceso de crecimiento y digitalización que ha llevado a cabo la empresa bajo su gestión. El consejo consideraba “un grave riesgo estratégico” para Inditex las condiciones que tenía Isla en su pacto de no competencia. Por ello, ha elevado de uno a dos años la indemnización, equivalentes a su retribución total, es decir, incluidos variables.

Por ello, ha ampliado el alcance de la obligación de no competencia, abarcando “la comercialización de cualesquiera productos iguales, similares o complementarios a los comercializados por el grupo Inditex, a través de canales online y servicios logísticos”.

Normas
Entra en El País para participar