La gestión que necesitas para invertir en momentos de incertidumbre y volatilidad

Tener carteras de inversión diversificadas y globales es fundamental

La gestión que necesitas para invertir en momentos de incertidumbre y volatilidad

La volatilidad sigue presente en los mercados. Tras las fuertes pérdidas que habíamos estado viendo en los principales índices, sobre todo en Europa, este miércoles las bolsas cerraron con importantes subidas, aunque este jueves, de nuevo, los inversores han vuelto a recoger beneficios, pendientes, además del conflicto en Ucrania, del dato de inflación de Estados Unidos -se ha disparado en febrero al 7,9%- y del Banco Central Europeo, que ha decidido acelerar la retirada de su programa de compra de deuda.

Desde que comenzó la guerra en Ucrania, el conocido como índice del miedo, el VIX, ha llegado a dispararse, hasta llegar a rondar los 37 puntos, máximos del año que no se veían desde 2020. Y es que mientras el mercado se mueve con el ojo puesto en las últimas noticias que llegan desde Rusia y Ucrania y en las consecuencias económicas, ya no solo resulta imposible adivinar qué va a hacer el mercado -hay que recordar que nadie tiene la bolsa de cristal-, sino que también está resultando complicado intentar justificar qué está detrás de cada movimiento.

Ayer miércoles vimos una ‘fiesta’ en los mercados, con números verdes a los dos lados del Atlántico y con Europa a la cabeza. De hecho, el Euros Stoxx 50, que ayer subió un 7,44%, firmó su séptima mayor subida desde 1987 y su mejor día de los últimos dos años. En España, el Ibex 35 se revalorizó un 3,88%, hasta los 8.163 puntos, mientras la bolsa alemana y parisina subían más de un 7%.

¿Fue una fiesta justificada? La realidad es que, aunque ayer llegaron noticias algo más alentadoras que alimentaron las expectativas de todos por ver el fin de esta guerra, estamos hablando de un conflicto cuyas implicaciones y consecuencias son muy difíciles de estimar y no hubo ninguna noticia que pudiera alegrar de más al mercado.

Como explicó Manuel Rodríguez Torrecillas, selector de fondos de renta fija en Abante, durante una entrevista en Finect, estamos en un momento con muchas noticias, con el mercado nervioso, tanto para abajo como para arriba: “Estamos viviendo días de mucha volatilidad. Muchos movimientos intradía -el día de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, hace dos semanas, el S&P 500 y el Nasdaq 100 abrieron cayendo cerca de un 3% y luego rebotaron otro 3%”.

Y esta volatilidad, como recordó Rodríguez Torrecillas, si bien se ha recrudecido con la guerra, ya estaba presente desde que comenzamos el nuevo año: “2022 está siendo un año bastante complicado. Empezamos con el cambio de sesgo de las políticas monetarias de los bancos centrales, con mucha volatilidad en enero y caídas relevantes en todos los índices. Ahora, toda la incertidumbre que hay alrededor del conflicto de Ucrania y cómo está impactando en los diferentes activos, el mercado lo está reflejando en el precio, y esto está siendo más evidente en Europa”.

¿Cómo invertir en este entorno?

En este blog hemos hablado recientemente de cómo se ha comportado el mercado ante otras crisis y eventos geopolíticos. Ángel Olea, director de inversiones de Abante, explicó que “los mercados, ante eventos geopolíticos, guerras o atentados, reaccionan bruscamente en el muy corto plazo, pero luego recuperan bastante rápido”. Y añadió que en los últimos años “lo que hemos visto es que las bolsas han caído fuertemente y durante un tiempo más prolongado en dos situaciones: la burbuja tecnológica agravada por temas de credibilidad del caso Enron en 2022 y la crisis financieras de 2008. En el resto de los episodios de fuertes caídas, los mercados se han recuperado bastante rápido”.

¿Dónde deberíamos invertir en este entorno? ¿En qué hay que fijarse en momentos de tanta volatilidad? La clave para invertir en momentos de incertidumbre y no sufrir demasiado cuando algún activo o sector caiga, pasa por tener carteras de inversión robustas y equilibradas y apostar por un equipo de gestión que diversifique y que lo haga teniendo en cuenta tanto el riesgo como las oportunidades que se puedan presentar.

Cuando hablamos de tener carteras diversificadas, no solo hablamos de hacerlo por áreas geográficas y de coger ‘un poco de todo’, sino de diversificar de forma que tenga sentido en la cartera. Se trata de hacerlo a través de un equipo de gestión profesional que mire más allá y que tenga en cuenta la importancia de diversificar también por tipos de activos, por sectores y por estilos de gestión, siempre teniendo en cuenta el momento en el que nos hallamos, los riesgos y la rentabilidad que nos puede dar invertir en un mundo global y a largo plazo, aunque haya momentos de tensión y la volatilidad esté disparada.

Porque, como recordó Laeticia del Campo, selectora de fondos de renta variable en Finect, “la volatilidad es un peaje para tener buenas rentabilidades a largo plazo. Y no es un camino lineal. Sabemos, tanto como gestores y como inversores, que tenemos que convivir con momentos de incertidumbre”. Y es que, al invertir, hay que recordar siempre que ver momentos de caídas es completamente normal. Contar con los mejores expertos es clave para poder pasar por esas situaciones y conseguir resultados consistentes en el largo plazo.

Normas
Entra en El País para participar