Nicolás Correa gana un 3,5% menos pero eleva un 18% el dividendo

La compañía fabricante de máquinas fresadoras gana 5,7 millones frente a los 5,9 de hace un año

El grupo burgalés pagará 0,2 euros por acción

Interior de la planta de montaje de Nicolás Correa, en Burgos.
Interior de la planta de montaje de Nicolás Correa, en Burgos.

El fabricante burgalés de máquinas fresadoras Nicolás Correa obtuvo en 2021 un beneficio neto de 5,7 millones, que prácticamente igualan el resultado del año anterior (5,8 millones). No obstante, la evolución del negocio fue positiva, ya que logró elevar tanto la facturación, como la cartera de pedidos y el ebitda, lo que ha permitido al grupo elevar el dividendo un 18% hasta los 0,2 euros por acción.

Además, la compañía destaca que el beneficio consolidado antes de impuestos (BAI) ascendió a 7 millones, lo que supone un 8% más respecto al obtenido en 2020. En lo que respecta a los ingresos, Nicolás Correa logró una facturación de 76,5 millones, un 15% más que en 2020 y un 3,5% más que en 2019, de forma que recupera los niveles de negocio prepandemia.

Igualmente, a pesar del incremento en los costes de suministros, materias primas y transportes ha logrado mantener los niveles de rentabilidad en el ejercicio. De este modo, el ebitda aumentó un 11% hasta los 9 millones. Igualmente, la ratio ebitda sobre ingresos fue del 12%.

En lo que respecta a los pedidos, la cifra de captación ha alcanzado los 134 millones, lo que supone duplicar la cifra de 2020 y se trata de la mejor cifra comercial del grupo en la última década. Al cierre del ejercicio la cartera de pedidos ascendía a 82,6 millones, un 193% más que el año anterior. Según de talla la compañía, esto supone que Nicolás Correa haya comenzado el 2022 con prácticamente toda su producción comprometida.

Por mercados geográficos, prácticamente todo el volumen de facturación procede de exportaciones (94%). China mantiene los niveles de crecimiento con lo que inició la recuperación pospandemia en 2020 y se consolida como uno de los mercados para el grupo. Igualmente, Europa representa buena parte de la cifra de negocio de Nicolás Correa. Destaca Italia que se ha situado por primera vez a la cabeza de la captación de pedidos en la Asociación Española de Fabricantes de Maquinaria Herramienta (AFM) en el subsector de fresado. También en Alemania, donde la compañía tiene una de las filiales, GNC Deutschland.

En el mercado nacional la empresa burgalesa apunta que aunque el Plan Remove ha permitido incrementar la inversión en el tejido industrial "los niveles de captación de pedidos están muy lejos de su potencial real y es necesario incrementar su competitividad".

Normas
Entra en El País para participar