¿Y si decides ahora sobre tu futuro?

No hay mejor inversión para tu proyecto biográfico que trazar un plan de futuro para asegurar imprevistos y cumplir tus objetivos

¿Y si decides ahora sobre tu futuro?

Todas las personas pasamos por diferentes etapas vitales, por momentos de cambio que nos hacen replantearnos nuestras decisiones y nuestras prioridades y que nos hacen pensar en si realmente estamos haciendo lo que queremos y necesitamos, tanto para nosotros como para nuestra familia.

Esta vuelta a reflexionar y a pensar en lo que de verdad nos importa la hemos visto, en los dos últimos años, a raíz de la pandemia. Los efectos del Covid en las decisiones de las personas han llegado, en algunos casos, a sus hogares. Los confinamientos han hecho que busquemos casas más amplias y cómodas en las que los balcones, las terrazas y los jardines han pasado a nueva dimensión, irrenunciable para muchos.

Pero, más allá de la reflexión sobre en qué casas queremos vivir, la pandemia ha hecho también que muchos pensemos más en el día a día -saliendo de lo cotidiano- y aprovechemos los momentos para celebrar o disfrutar con las personas que queremos. Y este sentimiento nos ha llevado, además, a pensar más sobre el futuro, sobre qué puede pasar cuando ya no estemos y cómo se pueden quedar nuestra familia o las personas de nuestro alrededor.

De hecho, esta preocupación por dejar las cosas más definidas para el día de mañana se ha traducido en un incremento de las personas que en España han hecho testamento. Y es que, aunque la cifra sigue siendo bastante baja, el porcentaje de españoles con testamento ha pasado del 8% que había antes del Covid al 13%. Un incremento que, como destaca Belén Alarcón, socia y directora de Asesoramiento patrimonial de Abante, se debe a que, tras la pandemia, las personas hemos pasado de tener preocupaciones financieras a tener inquietudes biográficas. Es decir, ahora nos estamos replanteando más nuestros objetivos vitales, lo que de verdad nos importa y estamos pensando en cómo dejaremos a nuestra familia si fallecemos o tenemos una incapacidad.

Y es que si hay algo que nos ha demostrado la pandemia es que el mundo puede cambiar en cuestión de días y nunca sabremos cómo nos puede afectar lo que pasa a nuestro alrededor. Porque podemos tener un plan financiero, hemos podido pensar en nuestros objetivos, en qué casa queremos comprarnos, qué negocio montar, cómo vamos a querer jubilarnos o en la educación de nuestros hijos, pero, nos hemos olvidado de que puede surgir algo inesperado que trunque esos planes.

¿Nos hemos planteado qué puede pasar si sufrimos una incapacidad permanente que nos impida trabajar? Si esto sucede debemos tener en cuenta que podremos cobrar una pensión que será inferior al salario actual que estamos recibiendo, mientras que nuestros gastos se incrementarán. ¿Lo hemos tenido en cuenta a la hora de hacer nuestro plan financiero y de pensar en nuestros objetivos? ¿Podrá nuestra familia seguir manteniendo el mismo nivel de vida si somos la principal fuente de ingresos?

¿Y si fallecemos sin haber hecho un plan sucesorio? ¿Hemos hecho testamento? ¿Tenemos un seguro de vida? ¿Y de tenerlo, es el que realmente necesitamos para cubrir todas las necesidades de nuestra familia?

Responder a todas estas cuestiones es fundamental para anticiparnos, ganar certidumbre para el día de mañana y que nuestro proyecto biográfico pueda seguir adelante. Hablar de la previsión y de la sucesión es importante porque nos ayuda a proteger todo eso que queremos hacer y todo lo que nos preocupa, pero solo tiene sentido si antes hemos hecho un ejercicio de reflexión personal y de planificación financiera en el que hayamos pensado, primero, en nuestros objetivos vitales para, después, hacer números y trazar el plan financiero y de inversión que nos ayude a conseguirlos.

Tener un plan de futuro completo pasa por pensar en nosotros, en nuestro proyecto biográfico, en el presente y en el día de mañana, y pasa por hacer los números que necesitamos, trazar la estrategia de inversión adecuada y, después, el plan de previsión y sucesión que necesitamos para proteger todo lo anterior.

Normas
Entra en El País para participar