Los economistas mejoran sus previsiones; creen que España crecerá entre un 5,6% y un 5,8% en 2022

la tasa de paro se situará entre el 12,5% y 13% a final del año

Los economistas mejoran sus previsiones; creen que España crecerá entre un 5,6% y un 5,8% en 2022
EUROPA PRESS

El Consejo General de Economistas ha certificado este miércoles que la recuperación de la economía española proseguirá en este año. Tanto es su optimismo que incluso ha mejorado sus previsiones hechas en diciembre. En ese entonces estimaron que la subida del PIB en 2022 sería del 5,6%. Hoy consideran que la cifra podría elevarse hasta el 5,8%, más de un punto por encima de las previsiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) tanto para la economía mundial (4,5%) como para la Unión Europea (4,3%).

Las estimaciones de los economistas también están por encima de las del Banco de España, que en diciembre rebajó el crecimiento para este año hasta el 5,4%. En ese entonces el supervisor solo mejoró sus proyecciones para 2023, subiéndolas casi dos puntos, hasta el 3,9%.En cualquier caso, las cifras se quedan muy lejos de ese crecimiento del 7% proyectado por el Gobierno para 2022.

Los economistas achacan la subida del PIB a la ejecución de los fondos europeos. En concreto, tienen la esperanza de que las ayudas impulsen la tranformación del modelo productivo e incrementen la competitividad de las empresas. El obstáculo para conseguir este objetivo es la inflación, que sigue marcando diferenciales con la eurozona y pone en desventaja al sector privado nacional. Es revelador que el indice de Precios de Consumo Armonizado sitúa la tasa anual para España en el 6,6%, es decir, 1,6 puntos porcentuales más que en la eurozona (5%) y 1,3 puntos más que en la Unión Europea (5,3%).

Los desequilibrios entre demanda y oferta han originado notables presiones inflacionistas a nivel global, especialmente en materias energéticas. Al respecto, los economistas recuerdan el riesgo de que esta tensión se traslade al conjunto de la economía y desencadene un espiral inflacionista.

El otro reto se presenta en la subida salarial. Los economistas ven con recelo la subida hasta los 1000 euros del Salario Mínimo Interprofesional. Antonio Pedraza, presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas, ha señalado que el coste laboral que representan los incrementos de sueldo de los últimos tres años es del 29,9%, mientras que en la OCDE la media es de un 16%. La brecha, según Pedraza, resta competitividad a las empresas y puede incidir de forma negativa en la creación de empleo.

Si se saca el salario de la ecuación y se añade una vuelta a la normalidad pre-pandémica, se prevé que la tasa de paro se sitúe entre el 12,5% y 13% para finales de 2022, es decir, más o menos como cerró 2021, cuando fue del 13,33%.

El retraimiento del consumo es otro frente abierto. De hecho, los economistas achacan la relantización del crecimiento en el último trimestre respecto al anterior al menor gasto de los hogares, aunque la inversión ha crecido. A su vez la OCDE ha publicado este miércoles un informe en el que, si bien apunta que España mantiene un crecimiento superior a la tendencia a largo plazo, hay una moderación en el ritmo de expansión que se achaca a la mala evolución del indicador de confianza del consumidor, los precios de los servicios y la tendencia futura del empleo en la construcción.

El índice compuesto de indicadores líderes (CLI), que sirve a la organización de termómetro económico para detectar cambios de orientación en la coyuntura, subió para España en enero hasta 101,83 puntos, lo que representa un mínimo avance de 0,07 puntos sobre el dato de diciembre y de 4,95 enteros en un año. El dato ha mejorado mes a mes de manera ininterrumpida desde julio de 2020 y se situó a inicios de año en su nivel más alto desde mayo de 2019.

Normas
Entra en El País para participar