Investigación

La multinacional de residencias Orpea pierde la mitad de su valor en Bolsa por un escándalo de malos tratos

La compañía cesa a su consejero delegado, bajo la presión de los inversores y de las autoridades francesas

Imagen de una anciana en una residencia de París
Imagen de una anciana en una residencia de París AFP

El grupo francés de residencias de ancianos Orpea ha perdido la mitad de su valor en Bolsa en la pasada semana y atraviesa una grave crisis reputacional que le ha costado el cargo a su consejero delegado a raíz de la publicación de un libro de investigación que detalla cómo la compañía prioriza los beneficios en perjuicio de la atención a los ancianos.

El consejo de administración de la compañía decidió este domingo relegar de su cargo al consejero delegado Yves Le Masne y nombrar al actual presidente no ejecutivo, Philippe Charrier, como nuevo máximo gerente de Orpea. "Su misión será garantizar, bajo el control del Consejo de Administración, que se aplican las mejores prácticas en el conjunto de la compañía y esclarecer las acusaciones recibidas", asegura Orpea en un comunicado.

La noticia no logra frenar el derrumbe en Bolsa de la compañía, que hoy se deja más del 7% y amplía su desplome bursátil en lo que va de año al 56%, lo que supone pulverizar más de 2.500 millones de euros de valor en Bolsa.

Esta multinacional de residencias de ancianos está en el disparadero de los inversores y también de las autoridades sanitarias francesas a raíz de que la semana pasada se publicara un libro de investigación, con extractos recogidos por la prensa francesa, que relata malas prácticas en el trato a los residentes.

Bajo el título de Les Fossoyeurs (Los Sepultureros), el periodista Victor Castanet, detalla un modelo de negocio que prioriza la obtención de beneficios en perjuicio de la atención y los cuidados y aplica el racionamiento de la comida y los medicamentos a los ancianos. El escándalo llega cuando se cumplen ya casi dos años del estallido de la pandemia del Covid-19, que se cobró numerosas víctimas en las residencias de ancianos, y que ha avivado el debate sobre sus modelos de negocio y la calidad de la atención a los mayores.

La compañía ha negado las acusaciones y ha anunciado que contratará dos firmas externas para investigar las prácticas de la empresa. El gobierno de Emmanuel Macron también ha anunciado que investigará lo sucedido. Orpea es un potente grupo de residencias que opera en 26 países, entre ellos España, donde suma 53 centros entre residencias y centros de día.

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar