Transporte

Renfe recuperó viajeros y carga en 2021, pero sufre por el alza del 80% en el coste eléctrico

Mejora en 400 millones los ingresos, hasta rozar los 3.000 millones, y viajó con un 60% de aprovechamiento en los servicios comerciales

Un tren de alta velocidad de Renfe en la estación de Zaragoza.
Un tren de alta velocidad de Renfe en la estación de Zaragoza.

Las cuentas de Renfe al cierre de 2021 se van a ver severamente afectadas por el incremento del coste eléctrico pese a haberse recuperado hasta 57 millones de viajeros respecto a 2020 y también un millón de toneladas de carga. La factura de la luz ha sobrepasado lo presupuestado en 133 millones, mientras que los ingresos por venta de billetes y transporte de mercancías mejoraron en casi 400 millones de euros, hasta rozar los 3.000 millones.

El ejercicio de contención de gastos supuso un ahorro de 66 millones en partidas no ligadas a las operaciones, como son las de publicidad, consultorías o informática, entre otras. Unos ajustes que no han sido suficientes para absorber el impacto de un 80% de encarecimiento en la partida de electricidad respecto a 2020.

El consejo de administración de la operadora pública ha estudiado esta tarde un esbozo del cierre económico del pasado ejercicio, que se producirá a buen seguro en rojo marcado aún por el impacto de la pandemia. Las restricciones a la movilidad cesaron prácticamente en su totalidad en 2020, pero aún se han producido vaivenes en la vuelta a la presencialidad en las empresas; los viajes de negocios siguen siendo sustituidos en altas proporciones por los encuentros telemáticos, y la propia oferta continúa por recuperar los volúmenes de servicios previos a la crisis sanitaria.

La compañía pública transportó el año pasado a 323 millones de viajeros, lo que supone un alza del 21,6%. La empresa interpreta que los viajeros han respondido a las medidas de seguridad implementadas durante los dos últimos años. Con todo, Renfe esperaba un incremento superior que se ha visto lastrado por la sucesión de olas del Covid-19.

Los Servicios Públicos, en los que se engloban los de Cercanías, Regionales y Avant, han mejorado el tráfico de viajeros un 19,9%. Y los comerciales, con AVE, Avlo, Alvia, Euromed e Intercity, ganaron siete millones de usuarios, con un alza del 58% (62% en el caso del AVE).

En el caso de Mercancías, Renfe ha sumado 1,1 millones de toneladas respecto a las movidas en 2020, llegando a los 15,3 millones de toneladas (un 7,4% más).

En lo que respecta a los servicios comerciales, los trenes de Renfe viajaron a una media del 60% de aprovechamiento, lo que mejora en 14 puntos porcentuales la ocupación de 2020. Eso sí, ese 60% dista aún del 72% obtenido antes de la crisis del coronavirus, lo que muestra que hay tarea por delante para mejorar el aprovechamiento de la oferta desplegada.

Normas
Entra en El País para participar