Reestructuracion

Terramar promete liquidez a los minoritarios que entren en el rescate de Abengoa

La devolución del dinero a la SEPI se plantea como el hito clave para salir

El fondo ofrece hasta el 7% a los accionistas de la matriz

Sede de Abengoa en Sevilla.
Sede de Abengoa en Sevilla. EFE

Terramar, el fondo californiano que se postula como rescatador de Abengoa, intenta acercar posturas con los accionistas minoritarios de la matriz. Les ha ofrecido participar con entre un 1,75% y un 7% de la empresa rescatada y se compromete a proporcionarles liquidez en varias ventanas para evitar que se queden atrapados, según fuentes financieras. Se plantea que la fecha de la primera ventana para que los minoritarios puedan hacer caja se fije cuando la empresa haya devuelto los 249 millones de euros a la SEPI. Un tasador independiente sería quien fije el precio.

Los accionistas minoritarios de AbengoaShares, liderados ahora por Clemente Fernández, que además es desde el 1 de octubre el presidente de la matriz, Abengoa SA, han reivindicado desde el primer minuto su papel en el plan de salvamento de Abengoa. Llegaron a plantear, junto a los Amodio –máximos accionistas de OHLA–, una oferta no vinculante, que nunca llegó a ser firme, por Abenewco 1, la filial operativa del grupo.

Abengoa informó en un documento enviado a la CNMV de que Terramar daba “la posibilidad a los accionistas de Abengoa SA de participar en un importe mínimo de cinco millones, tanto en la deuda como en el equity con un máximo del 10% del importe total invertido por Terramar”.

La propuesta daría a los actuales socios el derecho a controlar entre un 1,75% y un 7% del grupo, puesto que el fondo aspira a tener el 70% con una inversión de 200 millones: 60 millones en capital y los 140 millones restantes a través de créditos. Clemente Fernández señaló que el planteamiento no era “apto para meter dinero de minoritarios, que actuarían de meros banqueros del fondo con rígidas condiciones de salida a largo plazo”.

Las fuentes financieras consultadas señalan que las ventanas de liquidez para los minoritarios, si es que finalmente se produce el rescate por parte de Terramar y los minoritarios acceden a participar, serán varias. Pero la primera dependerá, según las fuentes consultadas, de la fecha en que se devuelva el dinero a la SEPI. Entonces será cuando los minoritarios puedan vender su participación a un precio que fijará una firma independiente.

En el plan de viabilidad, que está en manos de Grant Thornton, debe incluirse cómo y cuándo se devuelve el dinero público. Esta consultora aún no ha entregado el documento, necesario para que la SEPI siga adelante con el expediente. Tampoco lo ha hecho la firma que dilucida la elegibilidad para acceder al rescate, PKF Attest, si bien esta ya ha concluido los trabajos.

La novedad es que la filial que agrupa los activos valiosos de Abengoa SA, en concurso de acreedores desde febrero de 2021, no podrá recibir directamente las ayudas. Habrán de ser las filiales de esta, como publicó CincoDías el 26 de enero.

El presidente de Abengoa SA, Clemente Fernández, que continúa buscando una oferta alternativa a la del fondo californiano, asegura a este periódico, que “Terramar no está negociando nada con el consejo de Abengoa”. “Ni siquiera los conocemos y nunca se han dirigido a nosotros “, agrega.

Pendientes de la decisión técnica

La relación entre Abengoa y la SEPI es fluida. Y pese a que las condiciones de la petición del rescate han cambiado en el último momento –el dinero lo recibirían las filiales de Abenewco 1, porque su crisis no se debe al Covid y porque tenía deudas con las administraciones públicas–, existe cierto optimismo en que la decisión técnica del organismo sea favorable. También está el factor político, con una empresa que continúa siendo un emblema de Andalucía y que emplea a unas 13.000 personas en todo el mundo, unas 2.000 en España.

Cierto es que uno de los grandes escollos para que nunca llegara a sellarse el rescate planteado en agosto de 2020 fue la incomparecencia de la Junta de Andalucía, que no inyectó los 20 millones de euros necesarios para que el plan de salvamento pactado se ejecutara.

Normas
Entra en El País para participar