Aerolíneas

Plus Ultra mejora en 2021 las previsiones del plan de viabilidad de la SEPI

La compañía concluirá aún en pérdidas, pero se ve con margen para devolver la financiación pública por 53 millones

Un avión de la aerolínea española Plus Ultra.
Un avión de la aerolínea española Plus Ultra.

La compañía aérea Plus Ultra dice estar en la “senda correcta” para la devolución del préstamo de 53 millones autorizado en marzo de 2021 por el Consejo de Ministros y recibido del fondo de rescate de empresas estratégicas que gestiona la SEPI.

La aerolínea ha realizado un avance sobre sus resultados de 2021 (su ejercicio fiscal concluye el 31 de enero) y afirma que estará un 5% por encima de los ingresos previstos en el plan de viabilidad. El ebitda mejorará en más del 10% el presupuestado y el resultado neto estará un 6% por encima del objetivo. Fuentes cercanas a la compañía afirman que el segundo año de la pandemia se saldará aún con pérdidas.

Prevé estar un 5% por encima en ventas, una mejora del 10% en el ebitda y del 6% en el resultado neto sobre el objetivo

Plus Ultra expresa, a través de un comunicado, que ha sido capaz de “compensar con creces” la caída de sus vuelos regulares motivada por la pandemia. Su plan de viabilidad fue elaborado en 2020 para acceder a la ayuda pública y se ha enfrentado a un efecto del coronavirus en la movilidad aérea de larga distancia más prolongado de lo que se esperaba. La respuesta, señala la compañía, ha sido potenciar líneas de actividad como son el transporte de mercancías y los vuelos chárter.

El presidente de Plus Ultra, Fernando García Manso, ha declarado que “estos resultados demuestran que hemos recuperado la senda que hizo que en 2019 aumentásemos la facturación más de un 47%, convirtiéndonos en la aerolínea española que más creció, muy por encima de la media del 14% que registraron las 15 mayores aerolíneas españolas, entre la que se encuentra incluida la propia compañía”.

La aerolínea, que lanzó sus operaciones en 2016, entró en la crisis con 345 empleados y vuelos a Latinoamérica, con destinos como Lima, Caracas, Quito o Guayaquil. Su intención, una vez recuperada la demanda, es operar una decena de destinos y estudiar otros tantos, con el foco puesto en Canarias, Colombia, Cuba o República Dominicana.

La financiación pública a esta aerolínea fue aprobada tras el apoyo con 475 millones a Air Europa, pero ha estado rodeada de polémica con la puesta en duda de su carácter estratégico y de la transparencia de su contabilidad, aspectos que ha ido aclarando a través de auditorías y procesos judiciales.

Normas
Entra en El País para participar