Política monetaria

¿Qué espera el mercado de la reunión de la Fed?

El consenso espera una primera subida de los tipos en marzo

¿Qué espera el mercado de la reunión de la Fed? pulsa en la foto

Salvar a la economía estadounidense de la crisis desatada por la pandemia se convirtió en el gran desafío de Jerome Powell durante los cuatro primeros años como presidente de la Reserva Federal. En su segundo mandato el reto será evitar el sobrecalentamiento. Es decir, qué medidas adoptar para poner freno a la inflación sin pasar factura al mercado laboral y evitar dañar las buenas condiciones financieras. Como ya se pudo comprobar en 2013 cualquier error podría acelerar la salida de dinero del mercado y más ahora que los temores sobre una desaceleración económica y las tensiones entre Rusia y la OTAN han desatado los nervios entre los inversores. El S&P 500 cae más de un 9% en 2022 en parte debido a los nervios que rodean a la retirada de los estímulos.

Con una inflación en el 7%, máximos de junio de 1982, Powell ha reiterado que la Fed está dispuesta a subir los tipos durante más tiempo para garantizar la estabilidad de los precios. Poco después de esta afirmación los operadores del mercado empezaron a poner en precio cuatro alzas de las tasas en 2022, frente a las tres previstas en diciembre. El consenso espera que hoy la institución empiece a preparar el terreno para acabar con la era de los tipos cero en marzo. Los inversores seguirán a pies justillas la declaración del comité y las palabras de Powell en la rueda de prensa en busca de pistas sobre la velocidad y la magnitud del proceso de normalización monetaria.

François Rimeu, estratega senior de La Française AM, apunta que los sólidos datos de empleo conocidos en las últimas semanas dan margen para que la Fed confirme una subida de tipos en marzo de 25 puntos básicos, frente a los 50 previstos por los inversores más agresivos. El banco central seguirá reduciendo las compras al ritmo de 30.000 millones al mes y el programa finalizará en marzo tal y como anunció su presidente en diciembre. “No creemos que ponga fin a las compras de forma abrupta en esta reunión”, apunta.

La vista estará puesta en la información que ofrezca sobre la reducción del balance. Los expertos descartan que Powell se comprometa a dar a un plazo y cantidad concreta a fín de evitar cualquier reacción de pánico en los mercados financieros. “El anuncio formal podría producirse durante el verano, tras las dos primeras subidas de tipos previstas en marzo y junio”, remarca Rimeu.

Aunque se espera que la inflación disminuya en los próximos trimestres, los expertos consideran que la velocidad y la magnitud del descenso podría incumplir las expectativas. Además de las cuatro subidas trimestrales de tipos previstas para 2022, los expertos de Bank of America esperan que la tendencia se prolongue hasta marzo de 2024. En total, la entidad calcula al menos nueve alzas en un período de dos años, que incluso podrían ser más. En las proyecciones de tipos publicadas en diciembre por la Fed, los funcionarios auguraban ocho repuntes en tres años, unas estimaciones que han quedado desactualizadas.

“Lo que está en juego con la reunión de esta semana es la capacidad de estabilizar las expectativas de inflación, algo que va a requerir una narrativa más agresiva”, defiende Erick Muller, responsable de producto y estrategia de inversión de Muzinich & Co. La Reserva Federal opera en un clima de inflación muy diferente a la última vez que acabaron con la era de los tipos cero en diciembre de 2015. En aquel entonces la inflación subyacente, el índice más tenido en cuenta por los funiconarios, había aumentado un 0,2% en los últimos 12 meses, en comparación al incremento del 5,5% que arroja la última lectura.

A la espera de conocer los detalles, en este inicio de año los inversores han empezado a poner en precio la subida de tipos. Donde más se ha dejado sentir es en los plazos cortos, los más sensibles a la política monetaria. La rentabilidad del bono a dos se sitúa en el 1%, niveles previos al estallido de la pandemia.

Deutsche Bank prevé que el BCE suba tipos en diciciembre

El alza de los precios no se circunscribe a EE UU. En diciembre la inflación en la zona euro aumentó al 5%, nuevo máximo histórico. Aunque en las últimas semanas la presidente del BCE ha intentado calmar los nervios asegurando que no existen razones para seguir el rumbo de la Fed, el departamento de análisis de Deutsche Bank adelanta a diciembre la primera subida de tipos. Es decir, supondría acabar con la era de tipos cero que impera desde que en marzo de 2016 Mario Draghi rebajara el precio del dinero a mínimos históricos.

Normas
Entra en El País para participar