Negociación colectiva

UGT eleva al 5% las demandas salariales para los convenios de este año

El sindicato, que aún no ha consensuado con CC OO una propuesta de demanda salarial conjunta, reclama retomar las cláusulas contra la inflación y subir el salario mínimo

Pepe Álvarez, secretario general de UGT.
Pepe Álvarez, secretario general de UGT.

El sindicato UGT, segundo mayor de representación en España, ha anunciado hoy que sus negociadores de los convenios sectoriales y de empresa reclamarán incrementos salariales del 5% para este año, a lo que habrá que sumar las cláusulas de garantía salarial contra la pérdida de poder adquisitivo por el alza del IPC. Esto supone elevar dicha demanda ya que hasta ahora el sindicato había situado sus futuras reclamaciones en el entorno del 3,7%.

Así lo ha avanzado el vicesecretario general de Política Sindical de UGT, Mariano Hoya, antes de participar en unas jornadas internas del sindicato sobre el acuerdo de la reforma laboral, donde ha justificado esta demanda ante la ausencia de un acuerdo marco con CEOE para fijar las directrices de negociación colectiva para este año y por la grave pérdida de poder adquisitivo que han experimentado los trabajadores que han visto que sus sueldos subían una media del 1,47% el pasado año frente a un alza del IPC del 6,5% interanual en diciembre pasado.

Hoya ha precisado, no obstante, que esta propuesta de demanda salarial, aún no se ha consensuado conjuntamente con CC OO algo que hacen habitualmente estos dos sindicatos. De hecho, los pronunciamientos que han hecho distintos dirigentes de Comisiones Obreras apuntarían a que su intención es reclamar incrementos retributivos algo más moderados pero garantizados a dos o tres años.

Ambas centrales sí coinciden en la necesidad de retomar las demandas de cláusulas de garantía salarial, que sirven para blindar a los trabajadores ante las subidas inesperadas de los precios, como ha ocurrido en el último cuatrimestre de 2021. En ese sentido, Hoya se ha mostrado tajante al asegurar que: "no debe firmarse ningún convenio que no tenga cláusula de revisión salarial".

Las cúpulas de los sindicatos y las organizaciones empresariales están pendientes de iniciar las negociaciones bilaterales para intentar alcanzar un nuevo acuerdo interconfederal de negociación colectiva --conocidos como ANC-- donde se recogen las directrices generales que pactan las direcciones de los interlocutores sociales para negociar miles de convenios colectivos cada año. Ambas partes se han mostrado públicamente a favor de lograr este pacto pero, de momento, las conversaciones, al menos en el plano público, no han comenzado.

En definitiva, el número dos de UGT, "los trabajadores no pueden seguir perdiendo poder adquisitivo" insistiendo así en la necesidad de elevar las demandas salariales sindicales este año. Por ello, también ha exigido hoy al Gobierno que convoque "con carácter inmediato" la mesa de diálogo social para abordar la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) para 2022, aunque esta negociación con los agentes sociales no sea preceptiva ni vinculante.

"Nuestra posición es clarísima. El 1 de enero de 2022 el SMI tiene que ser de 1.000 euros. Y el 1 de enero de 2023 alcanzar el 60 % del salario medio situándose en 1.066 euros", ha dicho Hoya, quien ha advertido de que esta cuantía "no es negociable", porque "el Gobierno tiene un compromiso".

Normas
Entra en El País para participar