El pico de natalidad pone a China a prueba

Subvencionar a las familias jóvenes podría ser más práctico que intervenir en la economía

Silla de ruedas con bandera china en una residencia para mayores de Pekín.
Silla de ruedas con bandera china en una residencia para mayores de Pekín. reuters

La población de China puede haber alcanzado su pico en 2021, mucho antes de lo previsto, 2030. Las autoridades están buscando enérgicamente reducir los costes de formar una familia, interviniendo en el mercado de la vivienda o el de las clases extraescolares, pero eso puede frenar el crecimiento. Subvencionar a las familias jóvenes en forma de efectivo y exenciones fiscales podría ser más práctico, especialmente mientras la inflación sigue baja. Después de que la ciudad de Panzhihua diera a los padres 69 euros al mes por un segundo o tercer hijo, pocas han seguido su ejemplo, probablemente debido a dificultades financieras.

Estos incentivos tendrán un impacto marginal en los jóvenes de las mayores ciudades de China que rehúyen la procreación debido al estrés laboral o a una nueva sensación de independencia. Pero podrían ser un alivio temporal. La tasa de natalidad de Rusia subió tras introducir beneficios como subsidios a la vivienda. Al menos los pobres se beneficiarán.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías