Bolt levanta 628 millones y dispara su valoración a 7.400 millones, casi el doble que hace cinco meses

La operación ha sido liderada por Sequoia Capital y Fidelity Management & Research Company

Distintos servicios de Bolt.
Distintos servicios de Bolt.

Bolt, la plataforma de movilidad europea que desembarcó en España en mayo de 2021 con sus patinetes eléctricos compartidos y con sus servicios de taxis y de VTC en julio, sigue imparable. El rival en España de Uber y Cabify ha anunciado hoy el cierre de una nueva ronda de financiación de 628 millones de euros, que dispara su valoración hasta los 7.400 millones de euros. La compañía levantó el pasado agosto otros 600 millones, lo que elevaba su valoración entonces a más de 4.000 millones.

La nueva ronda de financiación ha sido liderada por Sequoia Capital y Fidelity Management & Research Company LLC, y ha contado con la participación de Whale Rock, Owl Rock (una división de Blue Owl), D1, G Squared, Tekne, Ghisallo.

“Durante décadas, las ciudades se han construido para los coches, no para las personas. Esto ha provocado un tráfico insostenible, contaminación y una pérdida del espacio público en plazas de aparcamiento. Nosotros creemos que este enfoque pertenece al pasado”, señala Markus Villig, Fundador y CEO de Bolt.

La compañía, de Estonia, asegura que con los nuevos fondos captados quiere acelerar su expansión en 2022 desarrollando nuevos productos que le permitan impulsar la transición del uso del coche privado hacia servicios de transporte de movilidad compartida más seguros, eficientes y sostenibles para las ciudades y los ciudadanos.

Villig destaca que a lo largo de los últimos ocho años, Bolt ha desarrollado productos que ofrecen mejores y más asequibles alternativas a casi todos los casos de uso para los que sirve un coche privado. "Trabajamos en conjunto con las ciudades para ayudar a que sus ciudadanos hagan el cambio hacia vehículos ligeros como los patinetes y las bicicletas eléctricas, y otras opciones de movilidad compartida como los servicios de transporte con conductor o el coche compartido, todo esto con el fin de transformar las zonas urbanas en espacios sostenibles y respetuosos con las personas”.

Según los datos de la compañía, sus productos de movilidad son utilizados actualmente por más de 100 millones de clientes en 45 países y más de 400 ciudades de Europa y África. Otros productos que ofrece Bolt a nivel global, aunque por el momento no están disponibles en España, son Bolt Drive: el servicio de coche compartido; Bolt Food, que permite a los clientes pedir comida a domicilio de restaurantes, y Bolt Market, un servicio de entrega de alimentos en 15 minutos.

Bolt está presente en España con su servicio de bicicletas eléctricas en Barcelona, patinetes eléctricos en Madrid y su servicio de VTC y Taxis en Madrid, Málaga y Sevilla. Este último lo lanzó hace cinco meses y desde entonces ha triplicado su oferta de conductores.

“Con esta nueva inversión, aceleraremos nuestros planes de expansión y crecimiento durante el 2022 y también escalaremos nuestra presencia en España", dice Santiago Páramo, director para micromovilidad de Bolt en España. El directivo asegura que seguirán enfocando sus esfuerzos en ofrecer la opción de micromovilidad "más asequible, segura y ordenada. Además, innovaremos con acciones vinculadas a la seguridad vial e invertiremos en infraestructura para las ciudades, lo que acelerará la transición hacia un futuro basado en la multimodalidad que conviva con el resto de opciones de transporte disponibles”.

Páramo señala que ven un gran potencial de crecimiento en España y destaca la "buena acogida" que ha tenido la compañía en Madrid, Málaga y Sevilla, "lo que demuestra una demanda creciente de alternativas al coche privado". Por ello, dice, "seguiremos apostando por la VTC y el Taxi como una pieza fundamental en la ecuación de movilidad sostenible de las ciudades".

Daniel Georges, director de VTC y Taxi para Bolt España, añade que con la actual ronda de financiación reafirman el compromiso con sus partners y su apoyo en la recuperación del sector "para ofrecer a los usuarios un servicio de transporte con conductor accesible y de calidad”. La compañía cuenta en Madrid para su servicio de VTC y taxis con unos 3.000 conductores y trabaja tanto con autónomos como con flotas.

Bolt defendió desde cuando estrenó este servicio en España que buscaba ofrecer a los conductores mayores ingresos por viaje a la vez que garantizaría una alta demanda debido a precios competitivos. Según indicaron, cobrarían a los conductores hasta un 50% menos que la competencia por usar la plataforma, "lo que la convierte en la opción más rentable tanto para los conductores como para los clientes".

Normas
Entra en El País para participar