Movilidad

Bolt, nuevo rival en España de Uber y Cabify, capta 600 millones

La compañía da entrada a nuevos inversores como Sequoia, Tekne y Ghisallo y eleva su valor a los 4.000 millones

Bolt ofrece servicios de movilidad urbana y de 'delibery' de comida.
Bolt ofrece servicios de movilidad urbana y de 'delibery' de comida.

Bolt, la plataforma de movilidad europea que desembarcó en España en mayo con sus patinetes eléctricos compartidos y con su servicios de taxis y de VTC en julio, ha cerrado una ronda de financiación de 600 millones de euros, que elevan su valoración a más de 4.000 millones de euros. La compañía, de Estonia, utilizará los fondos para acelerar la expansión de sus productos de movilidad y delivery, pero sobre todo para impulsar Bolt Market, su nuevo servicio de entrega de comestibles en 15 minutos, aumentando la apuesta por un mercado de rápido crecimiento pero ferozmente competitivo.

En la ronda han participado nuevos inversores como Sequoia, Tekne y Ghisallo, y algunos de los ya presentes en la empresa, como G Squared, D1 Capital y Naya. La empresa cerró el pasado diciembre otra ronda de 150 millones. En este caso, liderada por el fondo D1 Capital Partners y en la que participó el fondo Darsana Capital Partners.

Bolt opera en el mercado desde hace siete años y ya está presente en más de 40 países y 200 ciudades del mundo. Según los datos facilitados por la compañía, su negocio ha experimentado un fuerte crecimiento en el último año y ha alcanzado los 75 millones de clientes a nivel global.

La empresa ofrece diversos servicios de movilidad como viajes compartidos y micro movilidad con patinetes y bicicletas eléctricas. Además, también está presente en el negocio del delivery de comida que incluye Bolt Food, que permite a los clientes pedir en restaurantes, y recientemente lanzó un nuevo servicio de compra en 15 minutos, llamado Bolt Market.

Este nuevo servicio estará disponible en 10 países europeos en los próximos meses, entre ellos los países Bálticos y Europa Central, Suecia, Portugal, Croacia y Rumanía. Para ello, la compañía utilizará la tecnología y la red de mensajería que ya posee de Bolt Food, así como su experiencia en operaciones de entrega de alimentos.

En España, la plataforma está presente en Barcelona, con su servicio de bicicletas, y en Madrid, con patinetes eléctricos, VTC y taxis. La empresa cuenta en Madrid para este servicio con unos 1.000 conductores y trabaja tanto con autónomos como con flotas. Los planes de Bolt pasan por operar en todas las comunidades autónomas españolas con uno o con varios servicios, en función de las complicaciones regulatorias que vaya enfrentando. De momento, no tiene previsto lanzar en España su servicio de delivery de comida, pero tampoco descarta hacerlo más adelante.

“Nuestra misión es hacer que la movilidad urbana sea más sostenible y asequible. Estamos construyendo un futuro en el que la gente no se vea obligada a utilizar coches que provocan tráfico y contaminación, sino que opten por medios de transporte bajo demanda que promuevan un mejor y más eficiente desplazamiento urbano", asegura en un comunicado Markus Villig, CEO de Bolt.

Andrew Reed, socio de Sequoia, defiende la inversión que han realizado en Bolt argumentando que la compañía está redefiniendo el transporte urbano en gran parte del mundo. "Markus es un fundador visionario que ha construido un negocio operacionalmente excelente a lo largo de Europa y África, y con una cultura y misión que constituyen la base de una empresa duradera. Bolt ayuda a los usuarios, a las ciudades y al medio ambiente, sostiene.

Normas
Entra en El País para participar