Los reguladores de Macao doblarán su apuesta por el yuan digital

En las pruebas piloto los consumidores chinos ya se han gastado unos 10.000 millones de dólares en la divisa digital

Los reguladores de Macao doblarán su apuesta por el yuan digital

China va a apostar por el yuan digital. Mientras los propietarios de casinos de Macao se preparan para licitar nuevas licencias en la ciudad por primera vez en dos décadas, los reguladores aprovecharán la oportunidad para exprimirles un poco más en 2022. Cabe esperar que obliguen a los operadores del centro de juego offshore a convertirse en bancos de pruebas del yuan digital.

A medida que vayan expirando las concesiones actuales para este mercado de 37.000 millones de dólares, empresas como Sands China y Wynn Macau estarán ávidas de demostrar que juegan en equipo. Los reguladores ya están flexionando sus músculos. En un documento de consulta del gobierno sobre el nuevo proceso de licitación, se proponen ideas como el nombramiento de agentes gubernamentales para supervisar las operaciones diarias.

Los analistas de Bernstein estiman que el jugador medio pierde más de 27.000 dólares en cada visita a las mesas de Macao. También ha sido refugio de funcionarios y empresarios corruptos. En diciembre, el jefe del operador de junket Suncity, Alvin Chan, se vio implicado en una investigación sobre juego ilegal. Suncity facilitaba las apuestas a los VIPs adinerados, un segmento de mercado que tuvo ingresos de unos 8.000 millones de dólares en juegos de azar el año anterior al golpe de Covid-19. Apenas un mes antes, el gobernador del banco central, Yi Gang, sugirió que la nueva criptomoneda china podría ser útil para luchar contra la delincuencia y resolver complejos problemas de pagos transfronterizos, incluido el blanqueo de dinero. Es posible que estuviera pensando en Macao.

La migración del centro del juego a los pagos digitales complementaría el deseo de Pekín de ejercer una mayor supervisión de los flujos de efectivo y de los clientes. Situado fuera de los controles de capital chinos, Macao es también un lugar ideal para probar la tecnología antes de desplegarla de forma más amplia en el continente. Otros ya están considerando el concepto de casinos sin dinero en efectivo que utilizan fondos rastreables. La australiana Star Entertainment, por ejemplo, dice que está explorando los pagos digitales para calmar a sus órganos de control.

Los favoritos de los VIPs, como Galaxy Entertainment y Wynn Macau, quizá hayan temido alguna vez que los grandes gastadores rehuyesen tal escrutinio. Sin embargo, los grandes jugadores ya no mandan en las cuentas de resultados. El mercado de masas representa ahora dos tercios de los ingresos del juego y casi el 90% de las ganancias, según datos oficiales y estimaciones de Breakingviews.

La tecnología está aquí: Las pruebas ya están en marcha, y en las pruebas piloto los consumidores chinos ya se han gastado unos 10.000 millones de dólares en yuanes digitales. Aunque los organismos de control tienen mucho que ganar y los operadores menos que perder, 2022 será el año en que la nueva moneda llegue a los casinos.