El Congreso incorpora más tasas en la nueva ley de residuos

La norma incluye un impuesto sobre envases de plástico y otro a la incineración

El Congreso incorpora más tasas en la nueva ley de residuos

El pleno del Congreso de los Diputados aprobó este jueves el dictamen del proyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular tras incorporar al texto varias enmiendas que incluyen nuevas tasas a distintos conceptos de residuos, la posibilidad de prohibir fumar en playas o liberar de forma masiva globos al aire, que quedará a decisión de los ayuntamientos.

Asimismo, entre las novedades incorporadas en el texto normativo, que ahora se remitirá al Senado para continuar con su tramitación legislativa, se ha modificado el propio nombre de la ley para incluir el concepto de economía circular, que se incluye por primera vez en un texto legal tanto en España como a nivel europeo.

Además, entre las principales novedades, según destaca el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, figura la consideración de ciertas particularidades en las tasas municipales de residuos, como la participación en compostaje doméstico o comunitario o las situaciones de familias y personas en riesgo de exclusión social. Por otro lado, establece nuevas obligaciones para los productores a la hora de proporcionar información sobre la posibilidad de reparar los productos eléctricos y electrónicos.

Retorno de envases

Para fomentar la economía circular, se incluyen dos nuevos impuestos, uno sobre los envases de plástico no reutilizables y un impuesto a la incineración, coincineración y al depósito de residuos en vertedero, así como la obligación para las entidades locales en el plazo de tres años de desarrollar una tasa o prestación patrimonial de carácter pública no tributaria, específica, asociada a los servicios de gestión de residuos que prestan, informa EP.

El texto incorpora también la posibilidad de implantar, siempre a partir de finales de 2023 y tras una evaluación previa, el sistema de depósito, devolución y retorno de envases (SDDR), una reclamación de ONG y de Unidas Podemos y Más País Verdes-Equo.

La norma incluye objetivos como la reducción del peso de los residuos producidos de un 13% en 2025 y de un 15% en 2025 respecto a los generados en 2010. Desde 2025 también habrá que recoger de manera separada los residuos textiles, aceite de cocina usado, residuos domésticos peligrosos y residuos voluminosos a partir de 2025.

Los excedentes no vendidos no podrán destruirse

El texto prohíbe también la destrucción de excedentes no vendidos de productos no perecederos como textiles, juguetes y aparatos eléctricos, que deberán destinarse preferentemente a reutilización y reciclado.

Para reducir el consumo de envases, los establecimientos de hostelería y restauración deberán ofrecer la posibilidad del consumo de agua de grifo gratuita.

Normas
Entra en El País para participar