Conflicto en la socimi

La guerra abierta en Merlin por Santander se da un respiro sin el cese del CEO

El consejo debate la destitución de Ismael Clemente y la acción cae más de un 6%. La socimi asegura que mejorará “la gobernanza”

Ismael Clemente, fundador de Merlin (izquierda), y Javier García-Carranza, vicepresidente de Santander.
Ismael Clemente, fundador de Merlin (izquierda), y Javier García-Carranza, vicepresidente de Santander.

Las partes enfrentadas en Merlin Properties se dieron en la noche del lunes una tregua en la guerra abierta sin llegar a la destitución de Ismael Clemente, consejero delegado de la mayor socimi española. El presidente no ejecutivo y hombre del Santander en la inmobiliaria, Javier García-Carranza, había llevado el cese a un consejo extraordinario celebrado por la tarde. A última hora de la noche, en un hecho relevante remitido a la CNMV, la socimi apuntó que ha adoptado “por unanimidad el acuerdo de iniciar un proceso de reforma de la gobernanza, con el objetivo de mejorar la misma en interés de Merlin y de todos sus accionistas”. No detalle en qué consiste esa mejora de la gobernanza.

Durante la jornada de ayer había transcendido el interés de Santander de destituir a Clemente. La entidad es el mayor accionista de la socimi, ya que controla el 22% del capital y sienta a tres dominicales en el consejo, formado por 13 miembros.

“El consejo de administración, su presidente y su consejero delegado, reiteran su respeto mutuo y su expresa decisión de poner en marcha mecanismos precisos y medidas concretas para la gestión acorde con la mejor gobernanza de la sociedad”, se afirmó en el comunicado conjunto.

García-Carranza accedió a la presidencia no ejecutiva en noviembre de 2016, tras la integración en Merlin de los activos terciarios de Metrovacesa, controlada por el banco. Asimismo, la entidad cuenta como dominical con Ignacio Gil-Casares, quien participara en el consejo del headhunter Spencer Stuart. La otra dominical del banco presidido por Ana Botín es Francisca Ortega.

No ha transcendido las razones de por qué la entidad financiera buscaba el cese de Clemente, uno de los directivos de mayor prestigio del sector inmobiliario. Algunas fuentes conocedoras explican que el banco consideraba que la gestión personalista del CEO no se ajusta a los criterios de código de gobierno corporativo de una firma del Ibex y, que, además su sueldo era elevado. Las fuentes consultadas del consejo indican, sin embargo, que Clemente se opuso a los planes de Santander de realizar una opa de exclusión de Bolsa de la socimi, ya que el grupo bancario tendría la intención de llevar esos activos a una gestora inmobiliaria de la entidad financiera.

Junto a Clemente como consejero delegado, se sienta su hombre de confianza y cofundador de la socimi, Miguel Ollero, director general corporativo de Merlin. Se trata de un leal escudero del CEO, amigo desde la universidad y que le ha acompañado desde su etapa al frente de la gestora inmobiliaria de Deutsche Bank.

El comunicado de Merlin también aseguraba que su presidente y su consejero delegado, "manifiestan su rechazo de manera expresa al contenido de las noticias aparecidas en los distintos medios de comunicación durante los últimos días, y, en particular, aquellas descalificaciones contra determinados accionistas y consejeros de Merlin", sin entrar a explicar a qué descalificaciones se refiere.

Como independientes del consejo, que deberán aportar a esa gobernanza y decidir si finalmente hay sucesión en la socimi, se encuentran Donald Johnston (ex de Salomon Brothers); María Luisa Jordá (también miembro del consejo de Orange); Ana García Fau (consejera de Euskaltel y Gestamp), y Juan María Aguirre (ex de Torreal y consejero de Sacyr). Igualmente son independientes Pilar Cavero (cuñada de Ignacio González, expresidente por el PP de la Comunidad de Madrid); Fernando Ortiz (consejero en Vips y varias empresas más), y Emilio Novela (consejero de Talgo).

En el consejo se sienta otra dominical, Ana Forner, en este caso representando a Nortia, el holding de inversiones de Manuel Lao, antiguo dueño de la empresa de juegos Cirsa. En principio, Lao (6% del capital), se ha mantenido fiel a Clemente.

Apoyo al CEO

El equipo directivo al completo de Merlin y la plantilla se posicionaron este lunes de parte del CEO. Enviaron por la tarde, antes de la celebración de la reunión para debatir el cese, una carta dirigida al consejo y a la CNMV. La misiva lleva el título de “No al feudalismo corporativo”

“Merlin no se merece comportamientos abusivos y feudales por parte de accionistas minoritarios que pretenden ejercer el control mayoritario hurtando al resto de accionistas su participación en la toma de decisiones, ahorrándose de esta forma el pago de la prima correspondiente”, señala el manifiesto. De esta forma se referirían sin citar al banco, a Santander, que según trasciende desde la compañía, había sondeado previamente una opa de exclusión de Bolsa de la inmobiliaria pero sin conseguir el apoyo de los directivos.

De esta forma, la plantilla entiende que Santander está tomando el control de la compañía de la mano de algunos independientes. “Si algún accionista desea controlar Merlin habrá de formular la correspondiente oferta pública y pagar al resto de accionistas el valor justo de mercado”, continúa el equipo directivo y la plantilla en el comunicado.

Merlin Properties fue fundada en 2014. Actualmente es la mayor empresa inmobiliaria con 12.893 millones en activos. Está centrada en activos de oficinas, logísticos y comerciales y cuenta con más de 500 millones en rentas por alquileres. La decisión del cese fue castigada ayer en Bolsa con una caída del 6,34%. En lo que va de año, hasta ayer, la acción se había revalorizado cerca de un 30%.

Normas
Entra en El País para participar