Banca

Competencia abre la vía a que los neobancos dispensen gratis dinero en los cajeros

ING ampliará la gratuidad por sacar efectivo en los 8.700 cajeros de Euro 6000 a partir de enero

Marta Echarri, responsable de N26 en España
Marta Echarri, responsable de N26 en España

ING y Euro 6000 negocian en estos momentos las nuevas tarifas que el sistema de pagos de las antiguas cajas de ahorros aplicará al banco naranja tras la resolución adoptada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) comunicada el pasado 19 de noviembre.

De momento, y según aseguran fuentes financieras, el objetivo es que las nuevas comisiones por retirar efectivo de los más de 8.700 cajeros automáticos con los que cuenta esta red perteneciente a Abanca, Ibercaja, Kutxabank, CaixaBank, Unicaja, la Caja de Ingenieros, Evo Banco o Bankinter se apliquen a partir de enero, aunque todo depende del cierre de dichas negociaciones.

La resolución de Competencia, además, permite a los neobancos, como N26, Revolut, Rebellion o Bnext, entre otros, o a otros bancos, sobre todo pequeños, negociar también con esta amplia red de cajeros automáticos distribuida por toda España, y en la que también se podría incluir Banco Sabadell, que mantiene un acuerdo bilateral con todos los bancos de la red Euro 6000 desde 2015. Fuentes de estas fintech, de hecho, han confirmado a este periódico su intención de establecer negociaciones una vez que se hagan públicas las nuevas tarifas aplicables a ING.

De momento, el banco naranja espera rebajar considerablemente las actuales tarifas que le cobran las entidades de Euro 6000 para poder trasladar este recorte a sus clientes. La idea es que sus más de 4,2 millones de clientes en España puedan sacar efectivo de estos cajeros de forma gratuita a partir como máximo de los 50 euros, aunque podría ser incluso a partir de menos dinero, dependiendo del acuerdo final.

ING ya mantenía desde 2017 un acuerdo con Bankia, que mantendrá hasta octubre de 2022, para que sus clientes retiraran efectivo gratis a partir de 50 euros, y que se extiende ahora a los cajeros de CaixaBank con el logotipo de Bankia, hasta esa fecha, para después negociar un nuevo acuerdo.

De esta forma, tanto ING como la decisión de Competencia facilitan a los neobancos, que carecen de oficinas y de cajeros automáticos, llegar a acuerdos con Euro 6000 para que les rebajen la factura que les aplican por que sus clientes saquen dinero de sus terminales, y que a su vez revierten a estos clientes.

La mayoría de estos neobancos ofrecen retiradas de efectivo gratuitas hasta un determinado número de operaciones y de la extracción de dinero, pero siempre dependiendo de la tarifa plana mensual o anual que el usuario suscriba.

Entre N26, Revolut, Rebellion o Bnext suman más de 2,5 millones de clientes, que pueden duplicarse a finales de 2022, si se tienen en cuenta los planes de estas fintech. Rebellion, por ejemplo, tiene intención de llegar a los dos millones de clientes en dos años. Los clientes de ING pueden también sacar dinero sin comisiones de cualquier cajero de España siempre que supere en cada operación los 200 euros.

La CNMC instó en noviembre a Euro 6000 a que lanzase una nueva oferta de comisiones a ING y, además, formalizará con el banco naranja un acuerdo recíproco en el plazo de 15 días hábiles desde que la entidad de origen holandés aceptase formalmente dicha oferta. Y es en lo que ahora se encuentran las negociaciones.

El organismo regulador da así por cerrada, pero con obligaciones, su investigación de una presunta práctica anticompetitiva consistente en la denegación sistemática, tanto expresa como tácita, a ING, del acceso a la red de cajeros de las entidades de Euro 6000 en las mismas condiciones que las acordadas por sus miembros y las aplicadas a otras entidades con las que ha llegado a acuerdos. ING paga hasta ahora cerca de 2 euros por cada operación de un cliente, en función de la propiedad de cada cajero.

Euro 6000 cuenta ahora, según lo acordado con Competencia, con tres vías para llegar a pactos con terceros, siempre dependiendo del número de cajeros y de las operaciones de extracción que se realicen, que van desde lo 0,5 euros por operación a 2,50 euros. En el caso de ING, la tarifa máxima a aplicar sería ahora de 1,20 euros, al contar con poco más de 160 cajeros, que aportaría a la alianza. Aunque a este cifra habría que descontar 0,05 euros a partir del millón de operaciones.

 ING tiene en la actualidad alianzas para que sus clientes puedan sacar efectivo sin coste, además de en sus cajeros, con Euronet, Cashzone, Banca March y Euro Automatic Cash. En los de la antigua Bankia este servicio también es gratis a partir de 50 euros y en el resto, a partir de 200.

Fuentes oficiales de ING han declarado a CincoDías: “Estamos muy satisfechos con la resolución de la CNMC y encantados de poder iniciar esta colaboración con Euro 6000. Creemos que es una buena noticia para el mercado en su conjunto, ya que abre la puerta a que otras entidades puedan alcanzar acuerdos similares, lo que redunda en un claro beneficio para los usuarios de servicios bancarios. A ING le permite estar donde nuestros clientes nos necesitan y seguir trabajando para que tengan la mejor experiencia. Actualmente estamos analizando la propuesta que hemos recibido de Euro 6000. Esperamos firmar el acuerdo pronto”.

El neobanco N26 explica que sus clientes tienen tres, cinco u ocho retiradas mensuales de efectivo en cajeros gratuitas, en función de la cuenta que tengan, aunque cada retirada adicional tiene una comisión de 2 euros.

Normas
Entra en El País para participar