Así son los nuevos FOCIT para pymes y autónomos aprobados en Consejo de Ministros

Se destinarán más de 560 millones a proyectos que traten de innovar en el ámbito turístico

FOCIT pymes y autónomos

El Gobierno ha aprobado en Consejo de Ministros las normas que regirán la convocatoria de líneas de financiación para pymes y autónomos con proyectos que mejoren la competitividad de empresas turísticas. Se trata del Fondo para la Competitividad de las Empresas Turísticas (FOCIT), que está dotado con 565 millones y cuyo desarrollo es una de las reformas enmarcadas dentro del Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

¿Qué acciones pueden entrar en los FOCIT?

El objetivo principal de la concesión de estos préstamos es que el dinero que se conceda vaya destinado a poner en marcha proyectos para la digitalización de las empresas turísticas. En concreto, se podrá incluir la adopción de soluciones para facilitar las ventas online, aplicaciones del big data, desarrollo de tiendas online y sus estrategias digitales, cualquier herramienta de digitalización masiva, proyectos de realidad virtual, domótica, sensores, captación y análisis de datos. Y cualquier acción relacionada con la seguridad de redes y la protección de cualquier servicio electrónico.

El abanico de acciones es amplio, aunque la finalidad común debe ser la aplicación de este tipo de soluciones o ideas en favor de más y mejor digitalización para el sector turístico.

Aunque la digitalización es el objetivo principal, no es el único. También tienen cabida acciones relacionadas con la economía circular, la accesibilidad y la eficiencia energética en empresas del sector turístico.

En este sentido, se podrían aceptar solicitudes para construir o renovar las propias infraestructuras turísticas con esos fines. Se dará prioridad, especialmente, a acciones que contemplen la gestión de residuos, cualquier proceso para favorecer el uso de energías renovables, así como la reducción de emisiones y huella de carbono o la obtención de certificaciones relacionadas.

También proyectos que contemplen la reutilización de agua, cambios en las instalaciones para un mejor aislamiento térmico o el uso de transporte sostenible.

¿En qué consiste exactamente el Fondo?

Los FOCIT son una línea de financiación. Es decir, permite el acceso a préstamos en condiciones preferentes. Pero en ningún caso se trata de subvenciones o ayudas a fondo perdido. Los tipos de interés todavía no están definidos, pues es una misión de la que se encargará el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Más concretamente la Comisión Delegada de Asuntos Económicos.

Sí se atisba que tendrán un interés competitivo, dado que se tomará como referencia el más bajo entre la decisión de la citada Comisión y el tipo de interés de cesión vigente en la línea ICO Empresas y Emprendedores.

Dicho tipo varía en función de la carencia y, muy especialmente, del plazo de devolución. Por ejemplo, en 2021 un ICO de la línea Empresas y Emprendedores a un año sin carencia presenta una TAE del 2,313%.

Los préstamos podrán alcanzar hasta el 75% del coste del proyecto en cuestión, con un tope máximo de seis millones de euros. O bien el neto patrimonial que tenga la empresa en sus últimas cuentas auditadas.

Es importante también tener en cuenta que no todos los gastos del proyecto serían financiables, por lo que se debe tipificar claramente en la propuesta.

¿Qué gastos podrían entrar en el Fondo?

Según la normativa aprobada hasta el momento por el Consejo de Ministros, es necesario que se trate de gastos directamente relacionados con el proyecto en cuestión. Para tratar de clarificar algo más, el anuncio del propio Consejo de Ministros marca algunos ejemplos de costes que sí podrían imputarse como financiable en los FOCIT.

Entre ellos, destaca cualquier inversión en instrumentario o material, siempre que pueda ser claramente inventariable. También cualquier coste de investigación o desarrollo de conocimientos técnicos. Entre los que se incluiría cualquier patente adquirida. Los gastos de personal para la ejecución de los trabajos también entrarían dentro de la definición de la normativa planteada hasta el momento.

Competencias autonómicas

Estos son los detalles que el Consejo de Ministros ha hecho público. Sin embargo, serán las Comunidades Autónomas las que tendrán la última palabra, dado que son las que tienen las competencias en materia turística. Cada Región va a poder marcar unas condiciones específicas o limitaciones que podrán variar.

También serán ellas las encargadas de tramitar todas las solicitudes y resolverlas o no favorablemente. Bien es cierto que prevalecerá un calendario nacional de convocatoria, así como unos criterios mínimos y comunes para valorar solicitudes. Cuestión que tendrá una validez de dos años, y que serán marcadas por la Conferencia Sectorial de Turismo.

¿Quién puede ser beneficiario de los FOCIT?

Si se cumplen los requisitos y objetivos citados, cualquier autónomo o pyme podrá solicitar la financiación. La única condición en el caso de los primeros es que estén dados de alta en la Seguridad Social en el momento de solicitud, o bien en la mutualidad correspondiente dentro del Colegio Profesional acorde con su actividad.

Normas
Entra en El País para participar