Just Eat y los sindicatos ultiman el primer convenio colectivo de 'riders'

La empresa, CC OO y UGT se reúnen esta semana para afrontar la recta final de la negociación

Just Eat
Un repartidor de Just Eat cruza en bicicleta la Via Laietana de Barcelona para entregar un pedido. Getty Images

Just Eat y los sindicatos Comisiones Obreras (CC OO) y Unión General de Trabajadores (UGT) se reúnen esta semana para afrontar la recta final de la negociación del convenio colectivo de la empresa, que sería el primero del sector de reparto a domicilio a través de plataformas digitales.

En esta semana está prevista una reunión y podrían ser dos para ir concluyendo las condiciones del nuevo convenio colectivo, que daría cobertura a más de 2.000 trabajadores al cierre de 2022, la mayoría repartidores o riders, según comentaron a Servimedia fuentes sindicales.

El convenio está "muy cerca" de cerrarse y "sería antes de que acabe el año", según subrayaron estas fuentes, que no quisieron dar detalles sobre la negociación.

Explicaron que en el caso de Just Eat, los repartidores no trabajan como falsos autónomos, sino como subcontratados, y el convenio serviría para considerarlos como asalariados.

Es el que más avanzado está, pero no es la única empresa con la que se está abordando la situación de los repartidores. En este sentido, las fuentes sindicales consultadas explicaron que la empresa de reparto Rocket, que empezó a operar en España el pasado jueves, les ha contactado
y con Stuart ha habido algún contacto "informal". Confiaron en que el convenio de Just Eat sea una "punta de lanza" para el resto y sirva para mostrar que es posible un acuerdo.

La Ley rider fue acordada el pasado mes de marzo entre el Gobierno, la patronal y los sindicatos, en línea con la sentencia del Tribunal Supremo que declaraba asalariado a un repartidor de Glovo.

Fue aprobada en Consejo de Ministros en mayo y entró en vigor tres meses después, el 12 de agosto. Sin embargo, los sindicatos aseguran que no todas las empresas la están cumpliendo, motivo por el que las fuentes consultadas señalaron que se están interponiendo denuncias.

La ley presume la laboralidad de los repartidores a través de plataformas digitales que gestionan este trabajo mediante algoritmos del servicio o de las condiciones de trabajo y que supone aplicarles los derechos regulados en el Estatuto de los Trabajadores como los de organización,
sindicación, protección social, cotizaciones y salarios.

La norma también fija que la representación legal de estos trabajadores deberá ser informada de las reglas que encierran los algoritmos y los sistemas de inteligencia artificial que pueden incidir en la toma de decisiones que afecten a las condiciones laborales por las que se rigen las plataformas, incluyendo el acceso y mantenimiento del empleo y la elaboración de perfiles.

El Gobierno anunció el día de su aprobación la creación de un comité de expertos para estudiar el "buen uso" de la inteligencia artificial y los algoritmos en las relaciones laborales.

La ley de los repartidores es una de las reformas recogidas en el plan de recuperación que el Gobierno ha comprometido con la Comisión Europea y la propia Comisión ha propuesto esta semana criterios para reclasificar como empleados a repartidores de la UE que actúan como autónomos.

Normas
Entra en El País para participar