Restauración

Los grandes del ‘delivery’ pierden 9.000 millones en Bolsa ante la norma europea de los riders

Delivery Hero, Just Eat y Deliveroo caen con fuerza en una semana por el impacto de la futura regulación

Los grandes del ‘delivery’ pierden 9.000 millones en Bolsa ante la norma europea de los riders pulsa en la foto

Los grandes grupos especializados en la entrega de comida a domicilio en el continente europeo, Delivery Hero, Just Eat y Deliveroo, atraviesan un terremoto que ya ha generado un importante bocado en sus respectivas valoraciones empresariales.

El motivo, la futura normativa que la Comisión Europea quiere aprobar para regular a los trabajadores de este tipo de plataformas y de las dedicadas al transporte de pasajeros, como Uber, afectada en ambas cuestiones al operar en el delivery con Uber Eats; o Cabify, y cuyo borrador se presentará este miércoles.

La intención de Bruselas no es otra que considerar como asalariados a cerca de 4,1 millones de personas que trabajan en estas empresas, cuya regularización laboral les supondría un impacto de 4.500 millones.

Tanto Delivery Hero, como Just Eat y Deliveroo, grupos cotizados de gran peso en el sector a nivel europeo, acumulan una semana de calvario bursátil. Entre el pasado lunes 29 y la sesión de ayer, ambas han perdido una capitalización de más de 8.600 millones, una cantidad que durante algunos momentos de la sesión de este lunes llegó a rozar los 10.000 millones.

La que ha sufrido la mayor pérdida ha sido la alemana Delivery Hero, que de las tres es la que tiene un mayor valor bursátil. En la última semana, sus acciones han perdido un 16% de su valor, pasando de 119,3 euros a 99,8, lo que implica una pérdida de casi 4.900 millones en su capitalización. En la sesión de ayer, el retroceso de la acción fue del 3%.

Ello pese a que, de las tres, es la que menor exposición tiene al mercado europeo, al generar el grueso de sus ingresos en el mercado asiático. Algo que le permitirá amortiguar de mejor manera la aplicación de la norma europea. Según un análisis de Citi, esta se llevaría entre un 2% y un 3% de sus beneficios.

Just Eat, que ha basado su modelo laboral en la contratación de los riders, ya sea de manera directa o a través de terceros, tampoco se ha escapado de las turbulencias. En su caso, la caída semanal también es del 16%, tras retroceder un 5% en la jornada de ayer. Esto se traduce en una pérdida de valor bursátil de cerca de 2.000 millones en la última semana. Su consejero delegado, Jitse Groen, dijo a través de Twitter que “Just Eat apoya totalmente las propuestas de la Comisión Europea para mejorar las condiciones de los trabajadores y ayudarles a acceder a protecciones sociales”.

La que más está sufriendo en su acción es Deliveroo. La compañía británica, que acaba de poner fin a sus operaciones en España, ha visto cómo su acción ha perdido el 26% de su valor en los último siete días, perdiendo 1.738 millones de valor bursátil. Ayer cedió un 3%. Según Citi, esta es la que puede sufrir en mayor grado la aplicación de la directiva. “Vemos un impacto significativo en su beneficio de explotación”, explicaron, cifrándolo en una horquilla de entre el 12% y el 18%. Solo en Reino Unido, Deliveroo cuenta con 50.000 riders.

La acción de Uber ha resistido mejor las turbulencias, pese a que en su caso estaría afectada tanto por la regulación de los repartidores de Uber Eats como de los conductores de su plataforma de transporte. Ayer se anotaba una subida superior al 5%, pese a reconocer ayer que pronto podría incrementar sus tarifas un 20% en el Reino Unido tras una sentencia que rechaza que sea un intermediario entre pasajeros y conductores, y que obliga a celebrar los contratos de transporte directamente con los viajeros.

Normas
Entra en El País para participar